CRONOLOGIA DE LA RELOJERIA

Home »  CRONOLOGIA DE LA RELOJERIA

CRONOLOGIA DE LA RELOJERIA

 

 

Historia cronológica de la relojería en el mundo entre el nacimiento de Bonniksen, 1859 y su fallecimiento, 1935

 

En este apartado hemos introducido una selección de los más importantes aportes cronológicos de la relojería mundial, los cuales fueron aportes coetáneos y que sucedían a la vida y obra de Bahne Bonniksen, de tal forma que estos nos permitan posicionarnos mejor en la época, y período que coge del año 1859 hasta el  año 1935.

 

En este capítulo se aplican los hechos más importantes de la relojería desde el período aproximado que nació y falleció Bahne Bonniksen. Con esto pretendemos que el lector se sitúe en la historiografia relojera de la época y aprecie los importantes aportes de Bahne Bonniksen a la misma.

 

Se ha respetado en todo momento el órden cronológico de los aportes científicos a la relojería mundial seleccionando los más representativos para el lector.

 

En Estados Unidos en enero del año 1859, tras la fusión de dos importantes monofacturas relojeras la The Waltham Improvement Co. y la Appleton, Tracy & Co nace la que será una de las más importantes industrias relojeras en el mercado, la Amerian Watch Company.

 

Cuando en Estados Unidos, Lincoln es elegido presidente de su país en el año 1860, en su bolsillo guarda celosamente un «Waltham» y posteriormente colgará otro «Waltham» modelo «William Ellery», producido en el año 1863.
En la historia de la relojería mundial en el año 1850, se empiezan a comercializar los primeros relojes de bolsillo cronógrafos con manecilla recuperadora, en la forma que los conocemos ya hoy en día.

 

En la ciudad de Gante en Europa, se instalan cientos de relojes eléctricos en el año 1850, sentando un precedente para otras ciudades, ubicándolos en las farolas de gas y dando un gran servicio a la ciudadanía así como y potenciando el buen hacer y funcionamiento de la ciudad.

 

Los maestros relojeros asumen que el invento del áncora ha marcado un antes y un después en la relojería mundial extendiéndose rápidamente el mismo, no obstante, convivirá cincuenta años más con el escape de cilindro, el cual no aguanta la presión y fiabilidad del escape de áncora que termina por hacerle desaparecer y desbancarlo del mercado relojero en el año 1890 / 1900.

 

En el año 1850 es práctica habitual que los maestros relojeros utilicen el martinete para poder martillar el latón que corresponde a las platinas y los puentes de las péndolas.

 

En el año 1850 se bautizará con el nombre de «Fornitura» a todas aquellas piezas que estando fabricadas en serie, sirven para piezas de recambio en los relojes de bolsillo.

 

Este siglo es el siglo de la relojería por excelencia, unido a los avances industriales y tecnológicos, y cabe destacar entre otras noticias que en 1850 el observatorio de Greenwich se fija como objetivo el obtener los relojes más precisos del país, por lo que se convirtió por fuerza en la institución horológica más reputada del mundo en cuanto a precisión horaria, decir Greenwich fue sinónimo de precisión, incluso la propia Inglaterra adopta la media de sus horas como hora oficial del propio país, para con posterioridad adoptarla todo el mundo como hora universal longitud 0o ya que era el propio meridiano de Greenwich. En base a eso, también los maestros de considerable reputación se ponen como objetivo que Greenwich aceptara sus piezas de la más alta calidad, al considerarlas perfectas, en depósito ya que, de conseguirlo, su nombre se unía más si cabe al de grandes maestros responsables de grandes inventos y, por tanto, al aumentar su prestigio aumentaba el precio de sus piezas relojeras en el mercado de la época.

 

El reputado relojero francés de París, Aquiles Brocot (1817-1888), tras arduas investigaciones relojeras crea su propio escape de áncora, así como un sistema de suspensión para péndulos que será ampliamente estudiado por los relojeros coetáneos de su época y que dado que él es el inventor adoptará su nombre y será aplicado también por relojeros coetáneos de la época.

 

Destaca que a mediados de este siglo XIX, en el año 1852, el observatorio de Greenwich es el pionero en aceptar relojes denominados eléctricos, estos relojes consisten en que el volante y la espiral están accionados eléctricamente produciendo las correspondientes oscilaciones, creadas por el maestro relojero Charles Shepherd, quien con posterioridad comercializará estos relojes eléctricos  garantizando la hora G.M.T. «Grenwich Meridian Time», como sinónimo de reputación para el reloj y la patente eléctrica.

 

Es en este siglo, unido a los grandes avances tecnológicos, cuando el mundo empieza a girar entorno a la precisión horaria y el control del tiempo. Al transmitir, gracias a los relojes efectivamente la hora universal, aumenta la productividad y la economía mundial.

 

El hombre aumentará también los conflictos, por lo que la relojería también se utilizará para épocas de guerra con dispositivos en las bombas de relojería que explotan en base a la hora indicada a tal efecto. En uno de nuestros viajes a Belfast, en un anticuario pudimos ver un reloj bomba en el que el capitán tenía que dar cuerda al reloj a diario si no quería que explotara la bomba en su dispositivo.

 

El ingeniero de origen inglés, Enrique Bessemer (1813-1898), centró sus investigaciones en distintos descubrimientos para la conversión de la fundición en los aceros. El acero de Bessemer debe a él su invención y será aplicado en relojería.

 

El fundador de la Escuela de Relojería de Glashütte, de Sajonia, Mauricio Grossman (1826-1885), entre otras aportaciones al mundo relojero escribió el libro: «Der freie Ankergang für Uhren» (Glashütte, 1866), y el reputado diccionario relojero «Taschenwörterbuch indrer Sprachen für uhrmacher» (Glashütte, 1880).

 

El maestro y relojero de origen francés, Adriano Philippe (1815-1894), fundaría una de las que será con posterioridad una de las más importantes y prestigiosas manufacturas relojeras: la Patek Philippe, en la ciudad de Ginebra, con posterioridad también inventaría un reloj de sistema remontuar y puesta en hora en el colgante a través de estirar suavemente la corona, para luego ser el autor del académico tratado «Les Montres sans chef» (1863).

 

El maestro relojero Claudio Saunier (1816-1896), se dedicó única y exclusivamente a la investigación y enseñanza, y llegó a ser director de la propia Escuela de Relojería de Maçon, sería el fundador y promotor desde el año 1854 al año 1896, de la «Revue Chromométrique», asimismo fue autor de numerosos títulos «Traité des échappements et des engrenages» (París, 1855), «Almanach artistique et historique des horlogers, orfebres, bi­joutiers» (París, 1859-1869), «Traité d’horlogerie moderne théorique et pratique» (París, 1869).

 

En el año 1850, la calidad y diseño de la saga de los importantes joyeros catalanes Masriera tiene ya recompensa pues pasa a ser la preferida de la burguesía catalana teniendo entre sus clientes a los más distinguidos personajes del mundo de la política, economía, empresa y la nobleza siendo los preferidos de esta última en especial.

 

Estos ilustres personajes de la época se dan cita en la joyería de los Masriera para la compra de joyas personales como también de orfebrería doméstica y complementos, son entre estos últimos los que destacan los relojes de bolsillo que si bien todo parece indicar que no son manufacturados en cuanto a maquinaria se refiere por los Masriera si pudieran ser modificados por los Masriera en cuanto a sus trabajos orfebres aplicados a los relojes, cajas, (tapa anterior y posterior) y placas de características dándoles su toque de distinción y manufactura final en base al encargo especial del cliente catalán e internacional.

 

Se tiene constancia por clientes de generación tras generación que recuerdan como sus abuelos o bisabuelos compraron sus relojes en los comercios de los Masriera, casualmente siempre de mujer, algunos por encargo expreso y otros los que los Masriera ofrecían en la propia tienda. Eso no significa que no existan de hombre.

 

De esa época perduran en el tiempo los relojes de dama que tienen censados y recopilados por parte de los actuales propietarios de la marca liderada hoy en día por el experto joyero y académico de número Joan Oliveras Bagués perteneciente a la saga de joyeros Bagués quien nos muestra en su último libro sobre Los Masriera: Un siglo de Joyería y Orfebrería, dichos ejemplares de reloj de bolsillo unos son anónimos y otros pertenecientes a la reputada casa PATEK PHILIPPE, considerada una de las mejores del mundo y en los que aparece en uno de éstos en la propia placa de características: Masriera Herms., Barcelona, por lo que estos distinguidos clientes encargaron bajo pedido esas distinguidas piezas a los Masriera ya que todo parece indicar que representaban en Barcelona a dicha manufactura suiza que una vez entregados los relojes a los Masriera, éstos procederían a grabarlos profusamente en la tapa anterior o posterior con las iniciales de la persona que lo encargaba con auténticos trabajos y filigranas orfebres.

 

Tal es el caso del reloj de bolsillo de dama comprado por el propio Luís Masriera Rosés que regaló a su esposa Nieves Campins Vila en oro de 18 quilates, marca Patek Philippe el cual estaba profusamente grabado en un excelente trabajo orfebre con las iniciales de su esposa. También se tiene constancia de un Patek Philippe regalado por Josep Masriera Manovens a su esposa Clotilde Rosés Ricart.

 

Existe también una espléndida pieza comercializada por los Masriera de la marca Patek Philippe que tiene perfectamente encastado un Monograma en el que aparece en un espléndido trabajo orfebre en relieve las iniciales L.G.

 

En nuestra investigación historiográfica relojera por conocer y descubrir más sobre el resto de relojes comercializados por los importantes Joyeros Masriera detectamos uno perteneciente a una colección particular de una importante familia Marquesal catalana, actuales y antiguos clientes de los Masriera y poseedores de un reloj adquirido a los Masriera que ha pasado de generación en generación celosamente guardado en su estuche y el cual presentamos en exclusiva a la sociedad relojera nacional e internacional por su interés historiográfico relojero.

 

La familia Oliveras Bagués, propietaria de la marca Masriera, la cual ésta liderada hoy en día por Don Joan Oliveras Bagués, de la saga joyera Bagués y quien fue el fundador del Colegio Oficial de Joyeros, Orfebres, Gemólogos y Relojeros de Cataluña preocupándose por establecer los principios, las bases y las regulaciones de la joyería en el País, siempre se ha caracterizado por ofrecer a sus clientes el mejor diseño unido a los mejores materiales nobles y calidad durante generaciones siendo ya hoy en día una firma internacional consolidada en contínua expansión.

 

RELOJ DE BOLSILLO MASRIERA

 

RELOJ INUSUAL ADQUIRIDO EN LOS TALLERES-TIENDA DE LOS MASRIERA DOTADO DE ESCAPE A CILINDRO, ALEGÓRICO;  FORMATO LEPINE, REPUJADO EN PLATA DE LEY Y CON  ESMALTES; SOBRE GRABADO GUILLOCHE MAQUINARIA SUIZA AÑO CIRCA 1880 a 1900.

 

CONSTRUCTOR: En cuanto a la procedencia de la maquinaria, es de Suiza, la caja en plata de ley que soporta la máquina es inusual, pertenece a un trabajo del taller de los Masriera. Reloj de dama, alegórico, con motivo mitológico de Jacinto, el reloj es de plata con grabados guilloche sobre los cuales se han aplicado esmaltes azules en distintas tonalidades, muy buscado por los coleccionistas ya que es inusual por lo que representa alegóricamente, la historia de Jacinto, se remonta a que era hijo de Piero y de Clio. Jugando Apolo con el disco, cerca de las orillas del río Aufrisio, tuvo la desgracia de que Cefiro, su rival, dirigiese el tejo hacia la cabeza del bello Jacinto y por desgracia lo matase. No pudiendo volverlo a la vida, el Diós Apolo lo transformó en la flor que lleva su nombre: el Jacinto y así se representa alegóricamente con su rostro dentro de la flor de Jacinto. PAÍS DE FABRICACIÓN: Suiza. Caja, trabajo orfebre atribuido a Masriera DATACIÓN HISTÓRICA: Circa 1880/1900, siglo XIX/XX. CAJA: En plata de Ley de dos tapas, la anterior de esmalte azul y grabado de fondo guilloche, que se deja ver a través del esmalte; en la posterior esmalte azul con la flor jacinto, de la que de en medio sale la cara repujada de Jacinto en plata, los pétalos de la flor son de esmalte en tonos azul y lila y en el resto, a través del esmalte se ve el fondo con grabado guilloche. ESFERA: De esmalte blanco sobre cobre convexo, numeración romana en esmalte negro. Las indicaciones de los minutos son en esmalte oro en forma de rombo para realzar su importancia. AGUJAS: Whip en latón negro. MÁQUINA: De aleación dorada, sistema de cuerda por la corona, es decir, sistema remontuar; el tipo de calibre es redondo de revólver. TRANSMISIÓN DE FUERZA: Escape de cilindro.

 

El estuche es gris y tiene unas dimensiones de 8 cm. de largo por 6 cm. De ancho al aperturarlo está perfectamente acolchado para acomodar el reloj de dama alegórico en plata y esmaltes. Su tela interior en blanco roto hace unas aguas y aparece impreso en tinta negra Masriera y Carreras. Paseo de Gracia, 26 Barcelona.

 

Cuando se adquirió dicho reloj todo parece indicar que fue en un momento histórico de la joyería catalana pues se fusionaron dos de las más grandes y antiguas familias de joyeros y plateros de Cataluña los Masriera, Luís, José y Ricardo con los Carreras, Joaquim, pasándose la sociedad a denominarse Masriera hermanos y Joaquim Carreras.

5ttt
Reloj de Masriera visión anterior.
6ttt
Visión posterior del trabajo orfebre de los Masriera de tipo mitológico presentando a Jacinto.

.

 

 

Maquinaria con pletina a Revolver.
Maquinaria con pletina a Revolver.

 

 

 

 El reputado astrónomo Yvón Villarceau (1813-1889) obtuvo la plaza de investigador del observatorio de París, siendo incluso miembro de pleno derecho del «Bureau des Longitudes», así como de la reputada Academia de Ciencias, sería el creador de la teoría de las láminas bimetálicas, cosa que posteriormente le llevaría a publicar dos tratados sobre las mismas bajo el nombre de «Recherches sur le mouvement et la compensation des cronometres» (Annales de l’Observatoire de Paris, 1862) e «Influence des variations de la presión sur la marche des cronometres» (París, 1876).

 

El maestro relojero Albert Potter nació en Saratoga, Nueva York, Estados Unidos, y empezó su aprendizaje en el año 1852 en la Word & Foley Albano. Una vez finalizado su aprendizaje se trasladó a la ciudad de Nueva York y se constituyó como maestro relojero, manufacturó aproximadamente cuarenta relojes Potter, luego se trasladó a Cuba en 1861 para comercializar sus relojes, tras varios años en Cuba, en 1868 retorna a EE.UU, a Nueva York, en el año 1872 trabajó también en Chicago, junto a sus hermanos y abre la compañía relojera Potter Brothers Company en 1876 se trasladó Suiza (Ginebra) y subcontrató la producción de sus piezas a varias manufacturas, para luego comercializarlas a pleno éxito en el año 1896 la compañía clausuró el negocio habiendo producido más de 600 piezas.

 

En el año 1853 el maestro relojero J.H. Allison, de Detroit, en Michigan, empieza a producir sus primeras piezas, destacan los relojes dotados de cronómetro que se producirán del año 1853 al año 1860 este maestro también destacó por la calidad y contenido, así como los diseños de sus piezas, falleció en el año 1890.

 

El origen de la manufactura E. Gubelin empieza en el año 1854 en la ciudad de Lucerna, Suiza, donde se asocian dos grandes maestros relojeros: Jacques Edouard Gubelin y Mourice Brithschmid; con posterioridad, en el año 1919 J.E. Gubelin se hace con el control absoluto y propiedad de la compañía. Posteriormente, en el año 1921 abren por primera vez una delegación en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, en la que producirán relojes complicados durante cinco generaciones siendo codiciados hoy por el coleccionismo de relojes de bolsillo.

 

La Relojería Barcelonesa en Cataluña, España denominada: La Unión Suiza es experta en el arte de marcar el tiempo, una empresa catalana que el año 2003 celebró su 150 aniversario y que ha sabido incorporar la alta tecnología suiza, internacionalmente reconocida, a su talento empresarial. Cinco generaciones han logrado mantener el prestigio alcanzado casi desde el principio de su creación y el reto ha ido incluso más allá, ampliando su oferta al sector de la joyería e introduciendo cada vez más marcas prestigiosas suizas en el mercado español. En 1854 Carlos Vendrell Castellà, el patriarca de la familia Vendrell, abrió una modesta tienda-taller de relojería en la villa de Sants, actualmente un barrio de Barcelona. Su hijo, representante de la segunda generación, Jaime Vendrell Serra, traslada el negocio en 1888 a la calle Ancha, uno de los principales centros de la nueva opulencia barcelonesa. Esta fue una etapa de asentamiento del negocio, donde se establecieron unos vínculos con la sociedad de la ciudad que con el paso del tiempo se consolidarían. Poco después inauguraría la tienda de la calle Hospital, a pocos metros de las Ramblas y del Gran Teatre del Liceu, donde se centraba la vida comercial de la Barcelona de aquella época. La familia Vendrell siempre se ha caracterizado por saber ubicar su negocio en los puntos neurálgicos de la ciudad, cambiando los emplazamientos en función de las zonas estratégicas más comerciales del momento, en la actualidad gozan de una merecida reputación relojera.

 

En el año 1854, George P. Reed tenía contratados, entre otros, servicios de las manufacturas de Dennison, Howard y Davis en la ciudad de Roxbury, en Massachussets (Estados Unidos), pero decide finalmente trasladarse con su compañía a la ciudad de Waltham, dentro del mismo estado de Massachussets. Es en esa ciudad donde obtiene alguna de sus patentes interesándose por una de estas, la de febrero del año 1857 sobre los barriletes su antiguo colaborador Howard, quien le hace una oferta en firme y P. Reed decide vendérsela, es en ese momento cuando Reed decide trabajar para Howard como ajustador hasta el año 1865, en que decide trasladarse a la ciudad de Boston donde empezará una nueva vida creando su propia compañía, a raíz de ese momento su ingenio se agudiza más, si cabe, y consigue nuevas patentes que servirán para mejorar los escapes de los cronómetros, siéndole concedida esta en concreto en el año 1868, su compañía relojera realizó durante sus tres primeros años de existencia más de un centenar de relojes y en el año 1885 cerró sus puertas con un Currículum Vitae de realizar tras de sí casi cuatrocientos relojes, hoy codiciados en el mercado.

 

La importante compañía relojera Girard Perregaux, fundada en el año 1856 con la premisa de producir relojes de gran calidad y diseño, fue fundada por dos familias: la Girard y la Perregaux, en el año 1860 alcanzan su máxima reputación y explendor al manufacturar un “Tourbillon” dotado de tres puentes de oro, fue tal su popularidad que en al año 1892 deciden manufacturar una serie de réplicas de gran aceptación en el mercado. Fueron proveedores de la propia Marina Alemana. En el año 1906 compran la manufactura ginebrina Hecht. La Girard-Perregaux dispone de numerosos premios y galardones entre otros.

 

En Marsella (Francia), en el año 1856 se instalan por primera vez relojes eléctricos para la ciudadanía siguiendo el mismo sistema que en Bélgica, pero mejorando el diseño y la técnica horaria, siendo de una gran aceptación ante el público deseoso de conocer la hora en todo momento mientras pasean por la ciudad.

 

El maestro relojero Charles E. Jacot trabajó para su reputado tío, un importante  maestro relojero de EE.UU, en la ciudad de Nueva York, durante más de veinte años, poco a poco fue adquiriendo más interés en la firma relojera hasta adquirirla a su tío. Como primera acción cambió el nombre a: Jacot Courvosier & Co Charles E. Jacot, fue tal su ímpetu investigador que logró más de doce patentes, entre las que destacan la de un escape duplex.

 

En el año 1857 decidió retornar a Suiza y crear una nueva compañía en la meca de la relojería mundial, la bautizó con el nombre de Jacot & Saltzman, en 1867, el nombre de la compañía fue el de Charles E. Jacot. En el año 1925 se inscribió con el nombre de Chas E. Jacot en Le Locle, Suiza, Charles E. Jacot falleció en Suiza en 1897 habiendo aportado mucho a la relojería suiza y americana.

 

En el año 1857,  el maestro relojero Billeter continúa con sus complicaciones y realiza un reloj astronómico construido para el Congreso de los Diputados o Palacio de las Cortes Españolas de Madrid.

 

La firma suiza Vulcain es fundada en el año 1858 y consigue poner un reloj en la muñeca de más de un presidente de los EE.UU. su prestigio perdurará en el tiempo. En la actualidad, año 2008, han recuperado alguno de sus modelos emblemáticos y se venden como reloj conmemorativo.

 

 

El maestro relojero F. Farcot, nacido en Francia, París en el año 1858, expuso un novedoso péndulo en el año 1861, denominado el péndulo cónico, en el año 1867 expuso sus relojes portando péndulos cónicos y diez años después de su éxito patentó un nuevo péndulo cónico.En el año 1858 se producen avances significativos a la hora de producir relojes, ya que por parte de P.F. Ingold de Bienne crea con gran ingenio la maquinaria capaz de rectificar los dientes de las distintas ruedas de la maquinaria del reloj. Estas máquinas son denominadas: «las fresas» o «fresadoras», las cuales continuaban estando bautizadas con el nombre que les dio su creador.

 

 

El reputado abogado inglés Edmondo Beckett Denison (1816-1905), se entregó a su verdadera pasión: los relojes, tal fue su reputación e ingenio que llegó a inventar el mecanismo del reloj inglés de Westminster, más conocido hoy con el sobrenombre de Big-Ben, dotado de un espectacular escape denominado de gravedad.

 

 

Al reputado matemático y relojero de origen francés, Eduardo Phillips (1821-1899), se le deben importantes tratados relojeros como el publicado en el año 1859 sobre la regulación de la espiral en los relojes y cronómetros; o también, por ejemplo, otros como: «Memoria sobre la regulación de los cronómetros en posiciones inclinadas y verticales», del año 1866, y el publicado en el año 1868 sobre el isocronismo y los volantes compensadores.La manufactura relojera Borel & Courvoisier fue fundada en el año 1859 por Jules Borel en Suiza, con posterioridad, dentro de su estrategia comercial se decidió a abrir una comercial de relojes en Estados Unidos en el año 1860, algunos de sus movimientos fueron producidos por la propia Girard Perregaux.

 

 

El reputado relojero Matias Hipp (1813-1893) fue el pionero de la relojería eléctrica y de las fórmulas y cálculos necesarios para que se pudiera computar la misma hora en una red completa de relojes, creando el primer reloj eléctrico en la ciudad de Neuchatel, Suiza, en el año 1860.La compañía Nashua Watch Co. nació bajo las premisas de calidad y fue fundada en el año 1859 en Nashua, New Hampshire, por B.D. Bingham, quien se dedicó a contratar a los más representativos maestros relojeros de la época, quienes aportaron de inmediato prestigio y reputación y, cómo no, unido a la calidad y a las piezas producidas bajo esta gran marca de relojes de bolsillo, se puede decir que la Nashua Watch Co. está considerada por los expertos como una de las compañías que más aporta en cuanto a técnica y diseño a la industria relojera. Tres años más tarde la Nashua Watch Co. se integra, en el año 1862, a la American Watch Company.

 

 

Destaca en el año 1860 el hecho de que estaban censados oficialmente en el Reino Unido ochocientos relojes cronómetros marinos, anecdóticamente, la marina de guerra inglesa tenía menos de doscientos buques, por lo que se aprecia el interés creciente de otras organizaciones en también conocer la hora con precisión al igual que lo hacía la Marina Inglesa.

 

 

En Suecia, en el año 1860 se desarrolla un cronómetro que dispone de un innovador sistema de volante, ésta es una pieza del reloj en forma de volante que a través de sus oscilaciones constantes regula la marcha de los engranajes del reloj, su creador, Víctor Kullberg, lo presentará en el Observatorio de Greenwich para su estudio y aprobación, existiendo un antes y un después en la relojería.

 

 

La firma Chopard, fundada en el año 1860 por el relojero Louise-Ulysse, es una empresa familiar en la actualidad, año 2007, que combina relojes con joyas preciosas de gran diseño y calidad.
La firma relojera Tag Heuer, creada en el año 1860 por Edouard Heder en St. Imier, Suiza, en la actualidad, año 2008, comercializa relojes de diseño y calidad.

 

 

Se publica, en el año 1860, el tratado relojero sobre el espiral regulador del reloj, que es un muelle de reducidas dimensiones enrollado en forma de espiral, el cual está sujeto por uno de sus extremos al volante, así como a su puente. Dicho tratado es del francés Eduardo Phillips, ingeniero y maestro relojero.

 

 

En el año 1860, el francés ingeniero de minas Edouard Philips publica una gran obra magistral con transcendencia en la relojería del mundo «Memoria sobre la espiral reguladora» que permite conocer más considerablemente las leyes del isocronismo a través de un lenguaje apto para maestros relojeros, no sólo para científicos y sabios, denominándolas «Curvas Philips», las cuales sirvieron para la regulación de precisión en la posición de los relojes verticales al alcance de todos.

 

 

El maestro relojero Adolfo Nicole inventa en el año 1862 el primer cronógrafo, el cual permite, a través de su pulsador, que la manecilla vuelva al punto de partida. Este maestro era de procedencia suiza, del Valle de Houx.
El investigador Marcos Thuri (1822-1905), especializado en historiografía relojera, es además un experto de las ciencias físicas, obtendría la plaza de Profesor Titular de Historia Natural de la Universidad de Ginebra, siendo autor de varios tratados relojeros  de éxito a través de los cuales realizaría importantes avances para la relojería como, por ejemplo, descubrir las diferencias termoelásticas del imvar. El maestro relojero Pablo Penen también investigaba en 1870 sobre el imvar aportando, por distintos métodos, muy parecidos resultados; entre otros, destacan de Pablo Penen las investigaciones que luego verán la luz en los libros «Théorie et construction des outils pour la mesure des épaisseurs à l’usage spécial de l’horlogerie» (Ginebra, 1878) y «Systématique des vis horlogers» (Ginebra, 1878).

 

 

La empresa relojera Tremont Watch Company nace en el año 1864, en la ciudad de Boston, Massachussets (Estados Unidos) de la mano de A. L. Dennison quien estaba convencido de poder conseguir movimientos para comercializar sus relojes a precios razonables, por lo que si lo conseguía tendría un gran mercado para ello. Dennison una vez embarcado en esta empresa decidió desplazarse a Suiza para encontrar mo­vimientos y piezas de recambio más económi­cas, y así fue. Esta compañía, a partir del año 1865 decide trasladarse a Melrose y constituir la compañía relojera  Melrose Watch Company la cual produjo más de cinco mil relojes que comercializó con gran éxito.

 

 

En la ciudad de Providence, Rhode Island, (Estados Unidos), en el año 1864 el maestro relojero J. Mozart decidió abrir bajo su propio nombre «Mozart Watch Co.», su compañía de relojes económicos, pero no se salió con su ambicioso plan y en el año 1866 clausuró su propia compañía. Pero decide realizar un esfuerzo abandonando Providence y se desplazará a Ann Arbor, Mich, donde obsesionado con sus ideas arrastradas de su antigua compañía, insiste en producir relojes de tres ruedas, no siendo este invento nuevo, pero sí para las empresas relojeras manufactureras de los Estados Unidos ya que en América, sin duda, fue el pionero. Este tipo de reloj es muy codiciado en el coleccionismo dada la escasez de piezas, se calcula que quedan en todo el mundo unas doscientas piezas. Siendo los relojes más deseadas los «Mozart Crono-Lever». El negocio relojero se clausuró en el año 1870.

 

 

El origen de la compañía relojera D.D. Palmer Watch Co. se inicia en el año 1864 de la mano del propio fundador Palmer, un joven empresario de veinte años que inició su actividad con un pequeño comercio en Waltham, Massachussets, interesándose principalmente en los relojes de bolsillo con la dotación de cronómetro. En sus orígenes, Palmer compró piezas a proveedores suizos y negoció con la American Watch Co. los primeros ensamblajes.

 

Finalmente, Palmer, tras aprender prácticamente todo sobre los mecanismos y sus propias piezas, a lo largo de la vida de la  compañía produjo aproximadamente dos mil piezas. La firma con la que marcaba los relojes fue Palmer W. Co. Wal. Mass.

 

 

La compañía Newark Watch Co. nació en la ciudad de Neward, en New Jersey, (Estados Unidos) en el año 1864, de la mano de uno de sus impulsores Arthur Wads Worth, quien además como maestro y empresario conseguiría algunas patentes. Los primeros relojes listos para poder ser comercializados fueron en el año 1867 y a lo largo de su vida, produjeron unos diez mil relojes, cerrando en el año 1870.

 

 

Destacan en este siglo xix empresas como la norteamericana «Elgin Watch Company» que se fundó a mediados del siglo XIX en el año 1864, para pasar en una década a un cambio de denominación social: «Elgin National Watch Company» mejorando la marca y pasando a ser de ámbito nacional, fue pionera en suministrar a las empresas ferroviarias, por su calidad y precisión, relojes de ferroviario que luego adquirirían fama de precisión dados los estrictos controles de calidad que exigían las empresas ferroviarias, por lo que en una carrera por vender más, muchas empresas relojeras añadirán la máquina de tren en sus relojes, esferas o cajas, independientemente de la precisión o no del reloj, para que se asociase al reloj ferroviario que producía la Elgin, por tanto, pre­ciso y de calidad.

 

 

El maestro relojero William Wallace Dudley estuvo ya interesado en relojes desde la temprana edad de trece años en la que trabajó como aprendiz de relojero construyendo cronómetros en su país natal Canadá., finalmente decide trasladarse al país vecino, EE.UU. y trabajar en el sector relojero en dos importantes compañías: la Sout Bend and Illinois Watch y Trenton Watch Co. Antes de trasladarse finalmente a la Hamilton Watch Co., de Lancaster, en la que llega a cumplir los sesenta y nueve años de edad y, como dice el refrán, «nunca es tarde si la dicha es buena», decide abrir con setenta y nueve años su propia compañía, por lo que a partir del año 1922 empezarían a aparecer en el mercado sus primeros relojes, de los que todas y cada una de sus partes fueron subcontratadas. Sus más famosos relojes fueron los que en su interior disponían de puentes en forma de símbolos masónicos, siendo estos hoy muy buscados por el coleccionismo;  en el año 1925 la compañía entró en quiebra y cerró.

 

La compañía relojera C.L. Guinand & Co. fue fundada en el año 1865, en Suiza, por el maestro que lleva su nombre y adquirió prestigio y reputación por sus precisos relojes cronógrafos.

 

 

En el año 1866 se patenta el complejo reloj denominado diapasón.
La compañía United States Watch Co. fue fundada en el año 1865 y la finalización de las obras de la fábrica en el año 1866. A su primer reloj se le bautizó con el nombre de Frederic Atherton, el cual se comercializó en el año 1867. Su segundo reloj se bautizó con el nombre de Fayette Stratton. En el año 1874, la compañía necesita con carácter de urgencia reorganizarse y deciden cambiar de marca, pasando a denominarse Marion Watch Co., y continuando con sus estándares de calidad y altos precios, dándose cuenta a tiempo de que han entrado en la batalla de precios, por lo que tienen que producir varias gamas de relojes si quieren sobrevivir e introducen una línea de relojes económicos, siendo el más económico comercializado a quince dólares con el nombre de Northstar.

 

 

Georges-Emile Favre-Bulle crea en Le Locle, Suiza, en el año 1865, la firma relojera Zenith, siendo con los años una de las empresas relojeras más importantes que perdura hasta nuestros días, año 2008.
En la ciudad de St. Imier, en Suiza, se fundó la manufactura relojera de Longines en el año 1866, los relojes que se manufacturaban fueron de todo tipo. Su fundador fue el emprendedor y experto relojero Ernest Francillon en la actualidad, año 2008, la marca aún está en funcionamiento en todo el mundo unida a la calidad y diseño habiendo recuperado algunos relojes que les dieron la fama. En el año 1969 habían manufacturado más de quince millones de relojes.

 

 

En el año 1866, al relojero Smith D. French se le concedió la patente por las mejoras realizadas en los escapes de los relojes, basando sus investigaciones en dos grandes maestros antecesores de los que aprendió y a su vez, él mejoró y mucho sus aportes técnicos y científicos siendo el primero en utilizar estos escapes triangulares el maestro Robert Robin, sobre el año 1795, y para los relojes de bolsillo, posteriormente, este tipo de escapes fue utilizado por el relojero Antoine Tavan en el año 1800.

 

 

Zeno Watch Basel es una empresa relojera creada en el año 1868 por el maestro relojero Jules Godat, en La Chaux de Fonds; dicha empresa fue adquirida más adelante, en el año 1920, por Eigeldinger & Fils, uno de cuyos descendientes eligió el nombre de Zeno, proveniente del griego Zenodopolus.

 

 

La National Watch Co., más conocida por Elgin Watch Co. dado que estaba ubicada en Elgin, Illinois, tuvo un período de existencia de más de cien años, está considerada una de las compañías que más relojes de bolsillo produjo en el mundo; de hecho, se argumenta en las revistas técnicas relojeras que Elgin produjo la mitad de los relojes de bolsillo que se fabricaron en todo el mundo. En esta compañía se dieron cita empresarios y maestros relojeros de muchas compañías, su fundador fue B.W. Raymon,  en el año 1864, y la fábrica estuvo finalizada en 1869  el primer movimiento que se produjo y comercializó fue vendido el uno de abril de 1876 por ciento quince dólares. Como curiosidad podemos decir que uno de los primeros relojes de bolsillo, sellado con el número ciento uno, fue vendido en una subasta por doce mil euros, en el año 1988, en la ciudad de Nueva York (Estados Unidos).

 

 

En España, Faustino Bastús escribe, en el año 1864, el libro «Manual del relojero», (Enciclopedia Hispanoamericana, tomo 55), en la ciudad de Barcelona en la que aún hoy en día, existe una importante afición relojera.
El relojero suizo Enrique Fereol Piguet trabajó para la manufactura londinense en el Reino Unido, Nicole & Capt para la que inventó el reputado cronógrafo con vuelta a cero no obstante, en el año 1862, al no haberse preocupado Enrique Fereol de patentar su invento al trabajar para un tercero, se le adelantó Adolfo Nicole obteniendo la patente de explotación, pero no siendo el inventor de la misma, pero sí el que la podía explotar comercialmente y legalmente.

 

Al ingeniero de origen alemán, Federico Siemens (1826-1904), se le atribuye el invento del horno Siemens que fue utilizado para la fabricación del acero Siemens-Martin que se aplicaría con posterioridad a la relojería mundial.

 

La crisis económica se agrava en los Estados Unidos y tiene serias repercusiones en la industria relojera del mundo entre otros países, tanto de Europa como de América.

 

 

En el año 1866, en Suiza se cuenta con 36.000 personas dedicadas a la industria relojera, para pasar, en 1895, a 50.000 personas, se calcula que en 1860 cada relojero experimentado producía de 33 a 35 relojes al año para pasar, gracias a las nuevas herramientas, piezas de recambio y conocimientos en el año 1876, a entre 65 y 70 piezas; en el año 1886 se pasa a una producción por persona de 95 a 100 relojes, para producir a fin de siglo e inicios del siguiente, entre 125 y 150 relojes por persona y año, todo un avance de modernidad para la época en la construcción e industria relojera.

 

 

La compañía Hampden Watch Co. fue fundada por la New York Watch Co. y, previamente, la New York Watch Co. fue fundada en el año 1866 en Providence, Rodhe Island. La Hampden manufacturó desde el año 1877 al año 1927 aproximadamente casi cuatro millones de relojes.

 

 

El relojero de origen suizo Carlos Augusto Paillard (1840-1895) sería el inventor del espiral de paladio empleado en la maquinaria del reloj.El reputado maestro relojero Roskopf, en Suiza, en la Chaux de Fonds, funda la compañía que lleva su nombre y consigue, por el abaratamiento de costes tanto a la hora de producir como en las piezas de recambio, poner un reloj de bolsillo en el chaleco de cada ciudadano del mundo. Comercializa su patente desde el año 1866 hasta los años 1920, consiguiendo que la sociedad fuese a más al conocer todos directamente la hora, en su propio reloj sin depender de nadie.

 

 

Georges Fréderic Roskopf (1813-1889), nació en la Selva Negra y pronto se trasladó a vivir, al cumplir su mayoría de edad, a la zona industrial relojera suiza. Siempre sintió verdadera pasión por el sector relojero. Fue, por así decirlo, lo que Henry Ford a los coches, él lo fue a la relojería, es decir, se obsesionó en poner un reloj de bolsillo en cada ciudadano del mundo, movido más por unos principios morales y éticos de igualdad entre clases que de hacerse rico, cosa que también hizo, su obsesión fue la de conseguir simplificar el proceso de producción y montaje, así como crear un tipo de escape nuevo y robustecer el reloj contra los golpes, esto le sirvió para obtener en la exposición universal en París, Francia, en 1868, una medalla como máximo exponente de la exposición, siendo esos relojes de bolsillo conmemorativos muy buscados por el coleccionismo mundial que si bien son sencillos al estar dotados de tanta historia, son deseados.

 

 

Por otra parte, sus relojes con este tipo de escape se beneficiaron de la correspondiente patente ya que por aquel entonces ya estaba libre la patente del remontuar, potenciando más, si cabe, su prestigio e ingresos económicos, fue un hombre bueno y justo que buscando el bien de la sociedad y el progreso económico consiguió indirectamente cambiar el mundo, ya que realmente vio cumplido su sueño de que cualquier persona pudiese tener un reloj de bolsillo a precios muy asequibles.

 

 

Su patente Roskopf permitía producir relojes precisos dotados de una gran caja y con imagen y diseño de esferas atractivas en ocasiones incluso con distintos tipos de color en los esmaltes que se utilizaban, por lo que fue copiado hasta la saciedad e imitado en todo el mundo, vendiendo su patente, cómo no, además en todo el mundo. En sus relojes existen curiosidades en las esferas tales como usar indistintamente la marca con una «s» o dos.El maestro relojero Henri Robert,  en 1867 fue constructor de relojes misteriosos, su yerno Robert Houdin se puso su apellido como nombre en gesto de homenaje, siendo este también inventor de relojes misteriosos pero a la vez adquiriendo reputación con su nuevo nombre. Se entiende reloj misterioso aquel reloj que tras verlo no se comprende el funcionamiento del mismo tornándolo en misterioso.

 

 

En el año 1867 se crea un edificio en Springfield (Estados Unidos) que alberga la fábrica de relojes New York Springfield Watch Co., pero desafortunadamente, una vez el negocio relojero está en pleno  rendimiento  de manufacturado, produciendo casi ciento cincuenta piezas, este edificio arde en el año 1870, después del incendio, la ilusión es tal por recuperar la manufactura que en un año ya tienen los primeros relojes a la venta, siendo la estrella de la compañía el reloj «Frederick Billings». En el año 1876, la compañía cierra para dar paso a una nueva marca, denominada Hampeden Watch Co., que comercializará sus primeras marcas en el año 1877. Desde su primera marca, en el año 1866, a su cierre en el año 1875, comercializaron más de sesenta y cinco mil relojes.

 

 

Al ingeniero inglés Thomas Sydney (1850-1885) se le atribuye el acero con su nombre, que se obtuvo a través del refinamiento en la fundición fosforosa.En el año 1868, en base a un modelo de H. Audeman, D. L. Godoy de Senties crea un aparato capaz de facilitar la tarea a todos los relojeros a la hora de cortar el caracol de la Chaussee, (el caracol es una pieza en forma de espiral en la maquinaria del reloj).

 

 

El maestro relojero de procedencia suiza Augusto Baut construyó el primer reloj cronógrafo provisto de mecanismo a la vista, es decir, del lado puentes, en el año 1868.

 

En el año 1868 nace la compañía relojera C. Montandon, que se dedicó a comprar relojes en Suiza y comercializar en EE.UU, su especialidad fueron los relojes económicos a llave en metal para el mercado americano, sus proveedores fueron las manufacturas de Le-Locle y de Chaux de Fonds.

 

 

El ingeniero francés, Pedro Emilio Martín (1824-1915), fue el descubridor del procedimiento que consistente en la fabricación del acero. Con posterioridad conseguirá su nombre, pasándose a denominar Acero Martín.

 

El reputado relojero y profesor de la escuela de relojería de Besançón, Luis Dossier (1847-1893) que posteriormente obtendría el cargo de director de la escuela, fue además el autor del estudio sobre la teoría de la regulación de los relojes.

 

 

La manufactura relojera suiza IWC (Internacional Watch Co.) fue fundada por americanos de la ciudad de Boston y en concreto, por el emprendedor y experto relojero F.A. Jones,  quien con anterioridad había trabajado para la E. Howard Watch & Clock Co. durante los años 1869 a 1872 se asocia F.A. Jones con C.L. Kidder y los tres años siguientes concentran todos sus esfuerzos en construir una nueva compañía relojera, denominada North-Eastern Watch Factory, fundada también en Suiza. Para sorpresa de los suizos, los americanos desarrollaban la maquinaria en Estados Unidos.

.

 

Se publica en España el libro «Gran Tratado de Relojería», en el año 1870.
Nace la revista especializada en relojería: «Cronométrica en España», en la ciudad de Zaragoza, el año 1870, siendo la promotora la casa de relojería de Bartolomé Pardina, en la calle del Coso, número 34, haciendo mucho por la formación de cada relojero español.

.

 

La saga relojera, T. Russell & Soons, se especializó en la producción relojera de calidad, llegando a construir los deseados relojes “Tourbillon”, “karrusel” y cronómetros. Su período de máxima producción se centró entre el año 1870 y el año 1910.La compañía M.S. Smith & Company fue fundada por M.S. Smith en el año 1870 y nació como una tienda especializada en la venta no sólo de relojes, sino también de objetos de oro y plata, pero sus relojes, que por cierto llevaban su nombre grabado en los mismos, se pusieron de moda por la calidad y diseño, así como precio, por lo que el empresario relojero E.B. Ward compró la M.S. Smith & Company, su nuevo director, Hoyt, produjo aproximadamente unos cien relojes y tras una oferta por parte de la compañía relojera Freeport Watch Company, es adquirida por tercera vez en el año 1874.

.

 

En el año 1872, uno de los socios, C.L. Kidder, retorna a los Estados Unidos con un importante cargo a nivel de dirección general para la manufactura relojera Cornell Watch Co. por lo que F.A. Jones sigue con el ambicioso proyecto y finaliza la construcción de su fábrica en el año 1875, pero desgraciadamente, en diciembre de ese mismo año entra en bancarrota y decide regresar a los Esta­dos Unidos. Pero obsesionado en continuar con lo aprendido en Suiza en el sector relojero, en tan sólo un año funda la International Watch Co. la cual producirá cinco mil relojes de bolsillo teniendo estos una gran aceptación.

.

 

La Rockford Watch Company se inició en el año 1873 comprando los equipos de otra manufactura relojera: la Cornell Watch Company, así como contratando los servicios de dos de sus más aventajados maestros C.W. Parker y P.H. Wheeler, la compañía estaba situada a unos cien kilómetros de Chicago y muy cerca del Rock River, en el año 1876 ya estaba preparada tras tres años de inversiones y producir relojes para ofertar sus primeras piezas, en el año 1896 la compañía, ante una situación de crisis, decide cambiar la marca y pasa a denominarse Rockford Watch Company LTD, cerrando en el año 1915 habiendo producido más de un millón de relojes para sus clientes.

 

 

Los orígenes de la compañía relojera suizo-norteamericana Gruen Watch Co. datan del año 1874 en la ciudad de Columbus, Ohio, donde los maestros relojeros Dietrich Gruen y W.J. Savage se asociaron. Con posterioridad, en el año 1894 se cambia la marca y es rebautizada con el nombre D. Gruen & Son especializándose en relojes de gran precisión, caracterizándose por lo plano  de los mismos.

 

 

La compañía relojera Freeport Watch Co. fue fundada en el año 1874 en Freeport, Illinois, pero  en el año 1875 un incendio destruyó por completo esta manufactura, por lo que sólo existen en el mercado unos veinte relojes, aproximadamente.

.

 

En el año 1874, el nombre de la compañía relojera Elgin fue cambiado al de Elgin Nacional Watch Co. y produjeron relojes hasta los años 1960.
La importante firma relojera Piaget fue fundada en el año 1874 por Georges-Édouard Piaget, en un pueblo del Jura, en Suiza.

.

 

La compañía de relojes Cornell Watch Co., fundada en Illinois, Chicago, en el año 1870, absorbió la Newark Watch Co. por lo que aumentó la calidad en la producción de sus movimientos; para, a finales del año 1874, decidir trasladarse a la ciudad de San Francisco, en California, con nada menos que sesenta de sus empleados. Además, en una estrategia empresarial sin precedentes para la época, de ahorro de costes, la compañía decidió emplear a relojeros de origen chino, los cuales obviamente trabajaban mucho más barato, pero el resto de empleados, al ver venir el futuro que les esperaba, se declararon en huelga, solucionándose el problema con posterioridad fueron haciendo  sus más y sus menos, la compañía siguió adelante, pero dada la gran competencia en el mercado en el año 1875 apenas podía sobrevivir, por lo que decidieron ponerla a la venta y fue absorbida un año más tarde, en el 1876, por la manufactura relojera California Watch Company.

.

 

La manufactura relojera «Illinois Watch Co.» fue fundada gracias a los esfuerzos de J.C. Adams, siendo sus primeros directores quienes aportaron su buen hacer personal y profesional, estos fueron: J.T. Stuart, W.B. Milles, John Williams, John W. Bunn, George Black y George Passfield, se manufacturaron relojes desde el año 1872 al 1948, produciendo aproximadamente cinco millones seiscientos mil relojes, en el año 1879 deciden cambiar los movimientos de sus relojes, siendo esta compañía la que más marcas ha usado en sus movimientos, más incluso que cualquier otra manufactura. El modelo más preciado de la Illinois Watch Co. es el reloj denominado «Benjamin Franklin».

.

 

El reputado relojero y cronometrista de origen suizo Alberto Pellaton (1832-1914) fue reputado por sus relojes complicados. De este maestro  hoy en día sus piezas son dignas, pero también difíciles de coleccionar, en especial los cronómetros dotados del complicado “Tourbillon”.

.

 

El «Bureau officiel de controle des cronometres» nace en el año 1872 y perdura hasta nuestros días, pasándose a denominar con posterioridad «Control officiel Suisse des cronometres», donde además pasarán control aquellos cronómetros o relojes que se precien.

.

 

La compañía Bulova fue fundada por José Bulova quien empezó como empresario del sector de la joyería y relojería en el año 1875, no obstante los primeros relojes fueron comercializados en el año 1920, llegando incluso a tener su propia patente Suiza, crean, por tanto, su propia manufactura a través de la cual salieron millones de relojes, se especializaron en el reloj de pulsera, crearon en los años 70 el modelo «Accutron»: cronómetro que disponía de calendario, segundero central y del que vendieron unos cinco millones de relojes en todo el mundo.

.

 

La historia de la Fredonia Watch Co. se remonta al año 1875, cuando sus directores se dan cuenta de que a pesar de sus precios economicos, existen compañías de la competencia que aún los tienen más bajos dando buena calidad, por lo que en el año 1876 deciden reorganizar de nuevo la compañía y cambiar la marca, denominándola Empire City Watch Co. Y rebajan sus precios a pesar de los esfuerzos, en el año 1877 clausuran la compañía relojera, siendo absorbida la marca por los hermanos Howard, de la compañía neoyorquina de relojes Fredonia.

.

 

En el año 1875, S. Sawyer decidió abrir una manufactura relojera, por lo que subcontrató al personal que ya trabajaba para la U.S. Watch Co. en orden a que le construyeran su propia maquinaria, pero tres años más tarde, en el año 1878, la compañía quebró, por lo que se desconoce en la actualidad cuántas piezas se llegaron a comercia­lizar en los Estados Unidos.

.

 

La compañía de relojes Audemars, Piguet & Cie fue fundada en el año 1875, en Suiza, por Jules Audermars y Edward Piguet, ambos con reputado prestigio relojero de generaciones y generaciones. Esta compañía se dedicó principalmente a la producción de relojes complicados.

.

 

El sector relojero se empieza a preocupar por la crisis, ya que según estadísticas, en los EE.UU. en el año 1872 se produjeron 366.000 relojes, en el año 1875, sólo tres años después se produjeron por culpa de la falta de demanda y crisis económica 134.000 relojes menos. ¿Qué pasaría con las industrias relojeras suizas si el 90 por ciento de su producción era para los EE.UU.? Ante tal preocupación suscitada por los empresarios del sector de la relojería, se decide en Suiza unirse todas las marcas ante la posible crisis, y se crea una asociación oficial bajo la denominación de: «Société Intercantonale des Industries du Jura», que se dedica exclusivamente a relojes y sus derivados. Tras numerosas reuniones deciden elegir a un reputado ejecutivo de confianza de todos para encargarle un completo y profundo estudio e investigación de marketing en el propio EE.UU., para contrastar las alarmantes noticias que se tienen de América y su preocupante situación al depender tanto la industria relojera del mercado norteamericano. Tras consenso de casi todos se decide elegir para este estudio a Jacques David, quien además trabajaba para las importantes industrias relojeras de Longines, ya que por su forma de ser tanto personal como empresarial encaja con los ideales de todos los del sector relojero.

.

 

La compañía de relojes Columbus Watch Co. se fundó en el año 1874 por parte de Dietrich Gruen, de Osthofen, Germany. Este maestro relojero, a la edad de veintisiete años recibió la patente americana por haber mejorado el mecanismo de los piñones del reloj.

.

 

Como estrategia empresarial para su compañía importó movimientos desde Suiza hasta que llegó el momento de asociarse con Wi Savage, en el año 1882, para dejar de importar y pasar a manufacturarlos en la propia localidad. El experto en relojes Ariste Calame desde la mansión familiar de Le Locle, crea en el año 1882 su propio taller de relojes, llamado Zodiaz. Un año más tarde, en el año 1883, ya se están produciendo los primeros movimientos. En el año 1884, la demanda de sus relojes, unido al éxito empresarial, hace que sólo les quede por manufacturar las cajas.

.

 

En el año 1893 el maestro relojero Gruen, crea una nueva marca denominada D. Gruend & Son y contratan al maestro relojero Paul Assmann para producir movimientos dotados de entre dieciocho y veintiún rubíes, con escapes diseñados por Morits Grossman of Glasshute en el año 1898, la compañía decide trasladarse a Cincinnaty, Ohio (Estados Unidos), donde desarrollará su nueva estrategia comercial y de producción.

.

 

Desde el año 1894 hasta el año 1903, la compañía Columbus Watch Co. de Estados Unidos produjo relojes con dos marcas simultáneamente, una bajo la denominación Columbus Watch Co. y la otra bajo la denominación The New Columbus Watch Co. Finalmente a finales del año 1903 la compañía Columbus Watch Co. fue vendida a la Studebakers and the South Bendk Watch Co. de los Estados Unidos.

.

 

En el año 1874 se funda la compañía relojera Adams Perry Watch Manufacturing Co. en Lancaster, Pensylvania (Estados Unidos), pero los problemas empiezan con las grandes inversiones que se les escapan de las manos y empiezan a tratar de recuperar lo invertido, pero engañándoles la voluntad ya que realizan una huída hacia adelante y construirán un edificio, comprarán importantes maquinarias, así como fornituras; en el año 1876 empiezan por fin a presentar los primeros relojes, pero la inversión es tan grande que la mala gestión hace que tengan que cerrar, ya que las ventas no cubren las inversiones, antes de cerrar hablan de vender y finalmente lo consiguen, pues es traspasada en el año 1877 a Lancaster Watch Company quien producirá sus relojes.

.

 

La Cámara suiza de la relojería se fundó en el año 1876 bajo la denominación de «Société internationale des industries du Jura», con sede social en La Chaux-de-Fonds (Suiza), dicha cámara está compuesta de la suma de asociaciones relojeras, escuelas relojeras, federaciones relojeras, uniones relojeras y otros grupos organizados relativos a la producción sobre la industria relojera suiza. Grupo «lobby» que defiende única y exclusivamente los intereses generales de la industria relojera suiza, es decir, los intereses propios frente al poder legislativo y el estado, también sugiere para legislar aspectos relativos a la calidad para aumentar la reputación, si cabe, de la industria relojera suiza.

.

 

En el año 1876 nace la compañía relojera Auberndale Watch Co. fundada en Massachussets, Boston (Estados Unidos) con el principal objetivo de abaratar los costes en los tipos de escape que facilite la venta de relojes de diseño, calidad y precisión a precios económicos. El maestro relojero que consiguió abaratar los precios fue Jason Hopkins, a quien se le concedieron dos patentes un año antes de la apertura de la compañía y eso motivó, en base a sus aportes, que abriera la empresa. Los primeros relojes que se producen se les denomina Auburndale Rotany, en el año 1876 fue adquirida por la compañía Marion Watch Co., quienes representan la marca; no obstante, la empresa cerrará en el año 1883 teniendo en su currículum vitae el construir seis mil relojes.

.

 

En el año 1876, el maestro relojero Thury ideó un sistema para poder unificar los tornillos, siendo un importante avance en la relojería mundial. La Cornell Watch Company era una empresa relojera que en el año 1876 decidió reorganizarse a fin a ser más productiva, estaba ubicada en San Francisco, Berkeley, California, y pasó a denominarse California Watch Company. Dicha compañía empezó muy fuerte comprando grandes stocks de oro y plata para las cajas de sus relojes, desafortunadamente sus aspiraciones no iban acorde con las ventas, por lo que incluso tuvieron que pagar a sus empleados con sus propios relojes, debiendo cerrar en el año 1876.

.

Por aquel entonces un maestro relojero y empresario, llamado Albert Troyer, compró los relojes inacabados, así como parte importante de la furnitura sobrante, medio año más tarde se constituyó en agente de compra y venta instalándose en la ciudad de San Francisco, incluyendo los relojes finalizados y comercializados por Troyer, se calcula que la California Watch Co. produjo cinco mil piezas.

.

 

En el año 1877 aparece en el panorama español el relojero español Ricardo Grau, quien produce sus primeros relojes de bolsillo por encargo. Es a partir de ese año cuando presenta su trabajo de maestría con un reloj lepine para, a continuación, realizar sus encargos para la burguesía catalana que gustaba de piezas complicadas, en sus años de aprendiz ya le gustaba trabajar en fabricar relojes complicados, como el que aparece en la Enciclopedia del reloj de Amat editores.

.

 

El reputado relojero académico y profesor de la Escuela Superior de Relojería de Ginebra, José Rambal (1837-1917), se dedicó profundamente a la investigación y fue autor de varios tratados como, por ejemplo, «La enseñanza teórica de la relojería, o Historia de la relojería ginebrina».

.

 

En el año 1877 se inventan en Ginebra las espirales inimantables (antimagneticas) e inoxidables con una mezcla añadida de paladio, por parte de C.A. Parillard.En los EE.UU. y Alemania, en el siglo XIX, a pesar de que son conocedores que el muelle podía dañar el mecanismo del reloj al ser un muelle real libre, independientemente de ese riesgo deciden utilizarlos para abaratar los costes y comercializar los relojes a mejor precio, el muelle real libre en función del reloj puede ser fabricado en base a una cinta de acero más o menos larga, de entre doscientos y seiscientos milímetros, y su espesor de entre 0,05 a 0,20 milímetros, debiendo enrollarse en el interior del barrilete y proporcionándonos la fuerza motriz necesaria que le da fuerza al reloj.La historia de E.H. Flint, de Cincinnati, Ohio, es una historia empresarial muy corta, la compañía se crea en el año 1877 y se cierra en el año 1879 habiendo construido y comercializado tan sólo cien relojes, por lo que la cotización de estos en el mercado del coleccionismo es muy alta y casi imposible de encontrar.

.

 

En el año 1877, Ezra F. Bowman, originario de Lancaster en Estados Unidos, abrió un importante negocio de relojería y joyería, dado que la relojería cada vez iba a más decidió contratar a un experto para dirigir su propia manufactura relojera, contratando. Al experto y maestro William H. Todd, este personaje previamente había trabajado para las empresas Elgin, así como Lancaster Watch Companies; finalmente, en el año 1882 decide vender Ezra F. Bowman su compañía a J. P. Stevens of Atlanta.

.

 

En 1877, en la ciudad de Viena en la Vieja Europa, nacen los relojes neumáticos y en el año 1878 ya estaban instalados; su inventor fue Mayer Hofer, quien los dotaba de fuerza motriz a través del aire comprimido, estos relojes, al igual que los eléctricos tenían un reloj madre o nodriza situado en conexión con el observatorio y por tuberías de plomo que finalizaban en cada reloj, se les mandaba el aire comprimido regulado por un cilindro de mercurio haciendo que todas dieran la hora precisa al unísono.

.

 

Jacques David en el año 1877 es director de Longines y decide citar a todos los miembros de la asociación Internationale des Industries du Jura para informarles de su investigación de marketing en los Estados Unidos sobre la situación relojera, estos estaban, pues, deseosos de conocer los resultados y se reúnen los más importantes dirigentes de las empresas relojeras suizas convocados por la Asociación, con la consigna de confidencialidad absoluta y que no trascienda nada de lo que este enviado a EE.UU. explique en la reunión, cuál es su sorpresa cuando Jacques les informa de que no son ciertos los rumores de que la industria americana no venda por falta de industria y maquinaria obsoleta, sino que producen y pueden producir, mucho más que los suizos y más rápido, pero por suerte y bajo su criterio, con menos calidad que la suiza; pero por el contrario, con más aparato publicitario y propagandístico, lo cual contrarrestando la calidad, que tampoco es tan mala, y sus máquinas, que son incluso más modernas que en Suiza y sus métodos muy innovadores, puede perjudicarles seria y gravemente la comercialización y venta de sus piezas, los suizos estaban tan orgullosos de sus relojes, sus calidades, sus aportes e investigaciones, que les costaba asumir una posible derrota en tal asunto, unido al descenso del consumo y a la crisis, hacía que se preguntaran: ¿Cómo siendo mejores la publicidad y las Relaciones Públicas podían destruirlos? ¿No primaba la calidad con los clientes? El tiempo lo diría…

.

El prestigioso empresario y relojero de origen francés Pablo Pret (1854-1903), fue el inventor del espiral denominado invar, con posterioridad fue el pionero en fabricar los espirales de autocompensación que se denominarían con su nombre.

.

 

En el año 1878 aparecen los innovadores y pioneros relojes contadores con parada del volante. La compañía relojera Benedict & Burnham MFG. Co. sita en Waterbury, Connecticut en Estados Unidos, se fundó en el año 1878, sus relojes se hicieron populares entre la opinión pública con su modelo esqueleto, que permitía ver por la parte anterior de sus relojes lepine el esqueleto (maquinaria) del reloj en funcionamiento.

 

.

 

La empresa relojera U.S. Watch Co. nace en la ciudad de Waltham, en Massachussets (Estados Unidos), en el año 1879, pero no sería hasta el año 1885 que iniciaran la comercialización de sus relojes; en esta pequeña compañía su máxima producción fue de diez relojes por día, por lo que finalmente fue vendida a la compañía relojera de Keystone W. Howard Watch Co., en el año 1903, sus relojes más de­sea­dos en el coleccionismo son los President Watch.
En el año 1880, la compañía relojera Benedict & Burnham fue rebautizada con el nombre de Waterbury Watch Co. y en el año 1898 pasó a ser la New England Watch Co, los relojes de esta compañía, que se comercializaban entre tres dólares y medio y cuatro dólares, son muy deseados ya no sólo por su característico escape dúplex, sino por su rareza y dificultad en la construcción y obviamente, en su localización.

.

 

La compañía relojera de Estados Unidos Huguenin & Co. fue fundada por el emprendedor Adolphe Huguenin en el año 1880; dada la gran calidad y precisión de sus piezas, la Hamilton Watch Co. les realizó una oferta que no pudieron rechazar, por lo que esta compañía fue absorbida en el año 1959.
La Western Watch Co. nació en Chicago, Illinois (Estados Unidos), en el año 1880, muy pocos de sus relojes fueron finalizados por la Western Watch Co. Su fundador fue Paul Cornell. La compañía, en el año 1880 desarrolla un cambio empresarial importante, entre otros el de su propio nombre, que es cambiado en marzo de ese mismo año por el de Waterbury Watch Co. ,dieciocho años más tarde, en el año 1898, esta compañía pasa a denominarse, con una nueva marca en sus relojes, New England Watch Co.

.

 

En el año 1879, la Ball Watch Co. de Cleveland, Ohio (Estados Unidos), no manufacturó relojes, sin embargo, sí que aportó la técnica necesaria de calidad y contenido para la manufacturación de estos relojes bajo unas estrictas fórmulas de precisión, ya que fueron responsables de la inspección ferroviaria de más de doscientos mil kilómetros de vías , aparte de la inspección de las compañías ferroviarias de México y Canadá, por lo que la precisión de los relojes fue la base del éxito y de vital importancia por lo que exigían mucho a los fabricantes de relojes antes de incorporarlos a las estaciones de tren y dado que la opinión pública fue conocedora de estas exigencias, les gustaba comprar relojes que cumplieran esta normativa, ya que seguro serían de calidad, de ahí que los relojes con máquinas de tren en su esfera o caja, cumplieran o no con esas estrictas normas, se comercializaban mucho mejor ya que la opinión pública los asociaba a los que cumplían los requisitos de las compañías ferroviarias, no obstante, para evitar estos problemas sólo se autorizó la utilización de «Ball» delante de la marca, a los que cumplían los estándares de precisión como, por ejemplo: Ball-Aurora; Ball-Elgin; Ball-Hamilton; Ball-De Long Escapement 16 size; Ball-E. Howard & Co.; Ball-Illinois; Ball-Seth Thomas 18 size; Ball-A.M. Waltham; Ba-Swis; Ball W.Co, y otras muchas.

.

 

En el año 1879, en Cataluña, España, en la ciudad de Barcelona, en el barrio de Gracia, se construye un reloj astronómico que se ubica en el vestíbulo de la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona, construido por Albert Billeter, en dicha Academia disponen aún, año 2007, de preciados relojes que disfrutan día a día sus académicos.

.

Se instala en Vancouver, en el año 1870, en el cruce de las calles Wather y Cambie, el primer reloj de vapor del mundo y hasta la fecha el único, del cual hemos tenido constancia este año 2008, por la información facilitada gracias a los aficionados a los relojes y amigos la farmacéutica Beatriz Sancho y el ingeniero Marcos Llauder, que nos informaron de que aún se puede ver en esa ciudad y que está en pleno funcionamiento silbando cada quince minutos, tiene forma de reloj de pie tradicional, estando sus ciudadanos muy orgullosos de él ( Para informarnos sobre cualquier reloj inusual puede realizarlo como lo hacen muchos lectores a la dirección de e-mail jd.barquero@eserp.com , se lo agradeceremos).

.

 

En Suiza surge una crisis relojera y se empieza a tambalear toda la industria en la década comprendida entre los años 1870 y 1880, dado que las manufacturas reducen empleos y dejan de encargar piezas a particulares, por lo que los pequeños talleres y familias que producían relojes para las grandes empresas pierden mil empleos por año, por lo que al finalizar el año 1880 son ya 10.000 los puestos de trabajo que han desa­parecido, las noticias para el sector relojero no pueden ser más desalentadoras y alarmantes.

.

 

La compañía Lancaster Watch Co., con sede en la ciudad de Lancaster, Pennsylvania, Estados Unidos, abrió sus puertas el año 1879 y decidió clausurar la compañía en el año 1886. Su negocio relojero se centraba en la manufactura de relojes, tratando que fuesen de calidad, pero abaratando al máximo su producción, para venderlos a precios más económicos que el resto, la cronología de la marca es la que sigue, ya que esta proviene de otras: Adams and Perry Watch Mfg. Co. 1874-1876; Lancaster Penna Watch Co. 1877-1879; Lancaster Watch co. 1879-1886, que es cuando se clausura para dar paso a Keystone Standard Co. 1886-1891 y con posterioridad, a Hamilton Watch Co. 1892 hasta la actualidad.

.

 

En el año 1880, la técnica permite superponer puentes móviles, permitiendo construir a los relojeros modelos denominados esféricos de reducido tamaño e incluso extraplanos.

.

La firma relojera Longines fue registrada en el año 1880 en Suiza, pero sus inicios datan del año 1832, cuando Auguste Agassiz abre un taller relojero en Saint Imier y posteriormente, su sobrino Ernest Francillon abre una fábrica con el nombre Longines en la zona «Les Longines».

.

 

Los hermanos E.W. Howard y C.M. Howard de Estados Unidos formaron la Independent Watch Co. en el año 1880, pero no era en el sentido real una fábrica de relojes, ellos hacían producir a otras manufacturas sus piezas haciendo que pusieran su marca en los relojes previamente seleccionados por ellos. Algunas marcas utilizadas fueron; Independent Watch Co., Fredonia Watch Co., Lakeshore Watch Co., Fredonia NY y Empire Watch Co. Fredonia, finalmente deciden adoptar una única marca, Fredonia Watch Co. Su producción alcanzó ciento ochenta mil relojes y en el año 1881 cerró sus puertas.En Italia, en 1880 se adopta la hora definitivamente europea, por lo que los relojes dotados de indicadores de VI cifras fueron para el mercado italiano.

.

El maestro relojero C.H Meyland fundó la compañía relojera Meyland Watch Company, en el año 1880, en Le Brassus, Suiza, y se dedicó a manufacturar relojes de calidad y precisión dotados además de numerosas complicaciones.

.

El maestro relojero Sigmundo Riefler (1847-1912) produjo relojes denominados de tipo fijo de gran calidad y precisión, llegó a inventar un péndulo compensador a mercurio e incluso su propio tipo de escape que adoptó su nombre. Fue autor de numerosos tratados, entre otros, destacan: «Pendel-Echappement mit volkommen freiem Pendel» (Munich, 1892), «Das Quescksilber-kompensarionspendel neuer konstruktion» (Munich, 1893), «Zeitübertragung durch das telephon Elektrische Fernieinstellung» (Berlín, 1906).

.

 

En el año 1880, a pesar de que hace cincuenta y siete años que ha fallecido Abraham Louis Breguet, se sigue utilizando su nombre para definir los siguientes órganos del reloj: espiral Breguet, dentado Breguet, agujas Breguet e indicadores Breguet.En el siglo xix se inventa la fresa, en el año 1880 es perfeccionada hasta límites extremos por F. Ingold, la misma servía para rectificar los dentados de las ruedas; hoy en día, prácticamente ya no es utilizada.

.

En el año 1880, en Madrid, España, se edita el libro «Los grandes inventos de los relojes», su autor es Luís Figuier, es una traducción para el mercado español, siendo los que disponemos una primera y una segunda edición revisada, por lo que entendemos que debió ser un éxito la primera.

.

 

Surge la moda, en el año 1880, de sustituir los indicadores horarios por letras con el nombre del propietario moda que perdurará hasta 1920 si estas coincidían con los indicadores horarios, relojes  muy codiciados a principios de 1900 fueron los New Yorker.

.

 

Con el paso del tiempo, algunos empresarios detectan que baja la mano de obra al existir más oferta que demanda en el sector relojero y deciden, pues, invertir en manufacturas relojeras, por lo que en la siguiente década, de los años 1880 a 1890, se pasan de unas ochenta productoras a ciento ochenta, reempleando a los pequeños talleres y negocios familiares a mejores precios que los que se pagaban y que pasan a ser empleados, desapareciendo casi por completo la pequeña industria familiar.
Entre los años 1880 y 1910 aparecieron en Francia un buen número de ingeniosos relojes autómatas de excelente calidad, mostrando la mayoría reflejos de la Revolución Industrial con un martillo pilón de vapor o un faro girando, o bien otros.

.

Paul Jeannot. Esta compañía registró su nombre por primera vez en el año 1880 en la ciudad de Ginebra, como marca de relojes de bolsillo, con posterioridad, en el año 1888, la misma firma consigue la patente para comercializar sus relojes de bolsillo en los Estados Unidos con la patente no 378.592, será a partir del año 1892 que todos sus relojes se registren en La Chaux-de-Fonds, Suiza.

.

Los hermanos Pierre y Jacques Courier descubren en el año 1880 las propiedades piezoeléctricas, propiedad que tienen algunos cristales como el cuarzo que no son conductores, pero que se cargan de electricidad cuando son sometidos a una presión y se deforman cuando se les aplica una corriente eléctrica.

.

 

La firma Movado está muy unida al arte y dispone de más de cien patentes en sus primeros cien años de historia, desde que en el año 1881 fuera fundada en La Chaux-de-Fonds, Suiza, por tres hermanos muy emprendedores y con las ideas muy claras en el sector de la relojería, los hermanos Dietesheim. El primer nombre de Movado tiene los orígenes en la compañía L.A.I Ditesheim & Freres; L.A.I corresponde a la primera inicial de cada uno de los hermanos Ditesheim. Con posterioridad, el nombre que adopta la compañía en el año 1905 fue el de su actual marca y más conocida Movado. No obstante, antes de quedarse definitivamente con Movado, los hermanos Ditesheim registraron y utilizaron para sus relojes diferentes marcas como Ralco, Tania, Ultra, Apogee, Recora, Talma, Noblesse, Salud, Negus, Bonne, Belgravia, Jurete o Mineral, aportaron numerosos inventos a la relojería, los más conocidos fueron los aportes para hacer relojes, el más conocido fue bautizado con el nombre de Polyplan; en 1926-1927 crean el reputadísimo Hermeto, que consiste en una caja que cierra prácticamente a presión protegiendo totalmente el reloj, pero que tiene la particularidad de que cada vez que se abre y luego se cierra, se da cuerda automáticamente al reloj.

.

La compañía relojera J.P. Sevens & Co. nace en Estados Unidos cuando, en el año 1881, J.P. Stevens compró la marca relojera Springfield Watch Co., de Massachussets, así como simultáneamente adquirió los componentes y maquinarias del maestro relojero E.F. Bowman a  raíz de eso abre en Atlanta, Georgia, y finaliza los relojes iniciados por el maestro Bowman que además disponían de la reputada patente de Stevens que mejoraba la marcha del regulador, produjo relojes para hombre y mujer de gran aceptación comercial y en el año 1887, la compañía clausuró su actividad productora y comercial, teniendo en su currículum vitae unos ciento setenta relojes con la marca J.P. Stevens & Company, ya que en sus inicios, al finalizar los relojes iniciados con la marca E.F. Bowman es la que dis­po­nían.

.

 

En el año 1881 nace en Tokio la casa de relojes Seiko, su fundador fue Kentaro Hatjori, quienes se dedican principalmente a la importación, tal fue el éxito que la sociedad decide poner un reloj de pared en cada casa asiática, para lo que crean su nueva factoría: «Seikosha Clock Supply Factory», luego empezarán a producir relojes de bolsillo. Con posterioridad, años 1970 / 1980 pondrán un reloj de pulsera digital a prácticamente todos los habitantes de la tierra con una calidad y marketing sin precedentes en la historia relojera mundial.

.

En España, el relojero José Antonio Morera escribe, en el año 1882, el libro «Los relojes y modo de arreglarlos», en la ciudad de Barcelona (España).

.

 

En el año 1881 se presenta, en lo que a relojería se refiere, el primer microscopio de estas características, sus autores fueron los reputados científicos relojeros Thury y Amey, los dos de origen ginebrino; no obstante, la utilización de este tipo de microscopio micrométrico no se haría popular hasta el año 1910.
En Estados Unidos la Fredonia Watch Co., compañía fundada en el año 1881, se dedicaba a vender movimientos terminados, su proveedor fue la Independent Watch Co. En el año 1885, esta compañía fue vendida a la Peroia Watch Co. después de haber producido más de veinte mil relojes. La Peoria Watch Co. comercializó bajo esta denominación del año 1985 al año 1889.

.

 

El reputado físico de origen francés Pedro Curie (1859-1906) descubrió el radium que posteriormente se aplicaría en las manecillas de los relojes habitualmente para ver la hora por la noche gracias a la idea de Edward L. Bernays, con una campaña de relaciones públicas sin precedentes, durante la I Guerra Mundial en la que incorpora el radio a los primeros relojes de pulsera que él populariza.

.

 

En el año 1882, Fred Terstegen solicita sus patentes para incorporar a la maquinaria de los relojes americanos de llave un invento que permite dotarlos de sonería, tales son sus aportes que se le conceden tres: en enero del año 1855 la número 311.270, en febrero del año 1890 la número 421.844 y en septiembre del año 1890 la número 436.162.
Los relojes Cuervo y Sobrinos se expanden por Europa gracias a que Armando Río Cuervo y sus hermanos dirigen una relojería en la ciudad de La Habana, en el año 1882, cuando esta era destino de aristócratas, aventureros e intelectuales de la época, teniendo la exclusiva para La Habana de los relojes Roskopf. Otros relojeros que también hacen lo mismo en la Habana son los hermanos Río.
La compañía Manhatan Watch Co., con sede en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, abrió sus puertas en el año 1883 y decidió clausurar las mismas en el año 1891. Esta compañía centró su negocio relojero, también como muchas otras compañías coetáneas de la época, en producir relojes de calidad a bajo precio. Durante toda su vida comercial produjeron ciento setenta mil relojes.

.

 

La Seth Thomas Watch company se inició en Estados Unidos en el año 1883 en Thomaston, Connecticut, el maestro Seth Thomas fue el promotor principal de ahí que la manufactura tenga su nombre, dos años más tarde, los relojes ya estaban listos para su comercialización; por lo que en el año 1885 se inicia la venta logrando sus objetivos ya que Seth Thomas fue un gran maestro relojero. Los resultados hablan por sí mismos, durante el año 1885 se producen cinco mil relojes, en el año 1886 unos veinte mil, en el año 1892 unos cuatrocientos veinte mil, en el año 1900 un millón quinientos mil y en el año 1914, cuando cierra sus puertas, ya habían vendido casi cuatro millones de relojes, todo un record.

.

La compañía New Haven Watch Co. se fundó en el año 1883, en la ciudad de New Haven, en Connecticut, Estados Unidos, y clausuró su actividad empresarial en torno a los relojes en el año 1887. Su principal objetivo comercial se centró en producir y manufacturar la patente del maestro «W.E. Doolittle’s», los primeros relojes se vendieron a partir de un año de la creación de la compañía, en el año 1884. No obstante, la compañía después de producir cerca de doscientos relojes, fue absorbida por la Trenton W. Co., quien siguió con el negocio.

.

 

El reputado profesor científico e investigador Edison des­cubre en el año 1883 lo que se denominará efecto Edison, es decir, que en una bombilla al vacío (la cual dispone de un filamento y una placa metálica unida a uno de los finales del filamento) permite que cuando este está incandescente, la corriente es acusada por el galvanómetro.

.

En el año 1883 se adopta en Greenwich  un tiempo patrón del globo terráqueo en acuerdo mundial, lo que es aceptado con satisfacción por todo el mundo.

.

 

La compañía New York Chronograph Watch Co. nació en la ciudad de Nueva York en Estados Unidos en el año 1883, para desaparecer dos años más tarde, en el año 1885, durante este proceso comercializó casi un millar de relojes que se los producían para la venta la Manhatan Watch Co. por lo que ven­dían, no producían., su reloj estrella y más deseado por el coleccionismo fue el Cronograph OI N.Y. Watch Company.

.

 

En el año 1883, la compañía relojera Cheshire Watch Co. ubicada en Cheshire, Connecticut, en Estados Unidos, fue fundada por George J. Capewell y D.A.A. Buck, este último directivo y diseñador de relojes en la compañía relojera Waterbury, las primeras producciones y experimentaciones finalizaron en el año 1885 dos años después, en 1887,  la producción alcanzaba doscientos relojes diarios, sin embargo, tras éxitos acumulados en calidad y producción cerró en el año 1890. En el año 1901, el empresario O.E. Bell de Estados Unidos compró las maquinarias y fornituras sobrantes e hizo que se enviaran a la ciudad de Appleton, Wisconsin, donde fundó la Reminhton Watch Co. No obstante, los relojes que produjo esta compañía fueron marcados bajo la deno­minación de Appleton Watch Co.

.

La compañía relojera Aurora Watch Co. se funda en el año 1883 con la esperanza de franquiciar a relojeros de todos los Estados Unidos con su venta, realizaron numerosos aportes a la relojería, pero en el año 1890 fue vendida a la Hamilton Watch Co.

.

 

En el año 1883 aparecen los primeros cronógrafos con dispositivo de doble pulsador; es decir, reloj provisto de horario minutero y segundero, pero que dispone además de un mecanismo complementario que a través de pulsación acciona una aguja de cronógrafo ubicada en el centro de la esfera, pudiendo por pulsación volverlo a cero a petición; por lo general, cronometran hasta treinta minutos. Coetáneamente aparecen los primeros taquímetros provistos de los mecanismos necesarios para medir las velocidades; y telémetros, compuestos de unos indicadores complementarios que nos indican la distancia basándose en la velocidad del sonido, es decir, de un kilómetro cada tres segundos.

.

En el año 1884, en Greenwich se acordó dividir la tierra en veinticuatro sectores horarios, con la aceptación de todos los países.

.

 

La reputada casa de relojes Patek Philippe & Cia, construirá en el año 1890 un reloj dotado de gran complicación ya que es, entre otros aspectos, astronómico y sin precedentes en la historia relojera; el reloj además disponía de calendario juliano y gregoriano perpetuo e instantáneo, fases de la luna, cronógrafo y sistema de repetición a minutos, el material empleado fue el oro de 18 quilates y la esfera en esmalte blanco sobre cobre convexo, estando dividido cada minuto en cinco partes. Antiquorum, la reputada casa de subastas, nos informó el año 2003 de que fue el reloj más caro jamás vendido en Asia hasta la fecha.

.

 

En el año 1885, en los EE.UU. en la Convención Internacional de Whashington se acepta implantar en todo el mundo, excepto en Francia, el uso horario de 24 usos horarios, limitado cada uno de estos por los propios meridianos, cuya longitud difiere una hora. Francia, once años más tarde, ya no conservó la diferencia en minutos entre París y Greenwich.

.

En el año 1885 se funda en Estados Unidos la «American Repeating Watch Co.» por Elizabeth, New Jersey, quienes popularizan sus relojes ya que son repetidores a cinco minutos.

.

Georges-Emile Eberhard, aprendiz de relojero. Su padre fundó en el año 1887 la manufactura Eberhard & Co. en Le Chaux-de-Fonds, Suiza, y en el año 1919 sus hijos se hicieron cargo de la empresa.
La Trenton Watch Co. nació en el año 1885, en Trenton, New Jersey y en Estados Unidos en el año 1908 cerró su actividad empresarial habiendo producido casi dos millones de relojes. Las marcas utilizadas por la Trenton Watch Co. a lo largo de su trayectoria empresarial para sus distintos relojes fueron: Trenton, Ingersoll, Fortuna, Illinois Watch Case Co., Calumet U.S.A., Locomotivas Special, Marcel Watch Co., Reliance Watch Co.

.

La compañía relojera New York Standar Watch Co. se fundó en la ciudad de Jersey en New Jersey (Estados Unidos), en el año 1885 y se clausuró en el año 1929. El primer reloj que se comercializó fue en el año 1888 y su primera patente que les daría prestigio y calidad fue la de su maestro relojero R.S. Clay, por lo general, sus relojes fueron sabonetas e incluso producían sus propias cajas, su producción fue muy importante, unos treinta y cinco millones de relojes.

.

La manufactura relojera suiza Mathey-Tissot se fundó en el año 1886 por Edmond Mathey-Tis­sot, saga de maestros relojeros expertos en la realización de relojes complicados que le dieron la fama.

.

 

La compañía Merlose Watch Co. sólo produjo movimientos en los Estados Unidos, pero tenía una delegación en Suiza bajo la dirección del maestro relojero A.L. Dennison, el pionero del sistema relojero patentado en América: Watch Making donde se producen escapes y volantes de calidad suprema, por lo que el trabajo europeo bajo este sistema Watch making, buen hacer relojero, les permitía ofrecer relojes superiores a costes más económicos en los Estados Unidos. A fi­nales de los años 1886, abre sus puertas en Boston (Estados Unidos) la Melrose Watch Co., sus orígenes fueron la Tremont Watch Co., al instalarse en Boston abandonan su antiguo nombre y rebautizan la compañía. Con posterioridad, en el año 1870 se vendió a los ingleses y estos le pusieron el nombre de Anglo-American Watch Co.

.

La hora oficial en la Barcelona (España) de 1886 la daba el reloj o relojes de La Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona quien se ocupa de la búsqueda, estudio y difusión de las ciencias y su aplicación a la tecnología y las artes, de ahí que siempre el reloj y su técnica ocupe un lugar importante en la misma. Tiene como finalidad actuar como elemento promotor y de referencia en el ámbito de la cultura y la sociedad catalana por lo que refiere a las ciencias y las artes aplicadas,  celebra regularmente sesiones científicas en las que los académicos presentan y debaten sus investigaciones y trabajos,  también elabora informes y dictámenes, y organiza ciclos de conferencias de alta divulgación científica, las sesiones y conferencias a menudo son publicadas en las Memorias de la Academia. Colabora con diferentes organismos de las instituciones públicas como son el Servicio Meteorológico, el Instituto Cartográfico y algunos servicios de difusión del conocimiento. El Servico Horario se estableció en el año 1886 por la determinación y difusión de la hora local en la ciudad de Barcelona en España, que fue declarada “hora legal en Barcelona” en el año 1891. En el año 1894 el Ayuntamiento puso en manos de la Academia los relojes de la Catedral y del Ayuntamiento, i más adelante otros relojes de la ciudad como el de la plaza Rius i Taulet, la hora se obtenía por medio de observaciones astronómicas hasta el año 1926, a partir del cual se obtuvo por las señales de radio.

.

 

En el año 1887 se inicia la construcción, en la ciudad de Wichita, Kansas (Estados Unidos), de la manufactura Wichita Watch Co. En el año 1888 se finaliza la construcción y se inicia el proceso de construcción relojera, su presidente y fundador fue J.R. Snively. Su producción relojera no superó las cincuenta piezas, clausurando las puertas en ese mismo año.

.

 

La compañía Non Magnetic Watch Co. se fundó en los Estados Unidos en el año 1887 y clausuró el negocio en el año 1905, nació con el objeto de comercializar todo tipo de relojes; los americanos para los más patriotas y los suizos, bastante más caros y de más calidad, para los sibaritas, pero su objeto comercial fue no dejarse escapar ni una sola venta, sus piezas más antiguas, todo parece indicar que se marcaron con la marca Non Magnetic – Geneva, comercializaron relojes de todo tipo desde señora a caballero pasando por sonería, repetidores y otros. Explotaban la patente de «Paillards» que evitaba el magnetismo en los relojes, la oxidación y disponía de una buena compensación para la buena marcha de estos. Sus dos modelos más cotizados en el coleccionismo actual son los «Illinois 235» y el «245».

.

 

Los orígenes de la compañía de Estados Unidos Peoria Watch Co. se inician en otra compañía relojera, la Independent Watch Co., ya que esta impulsará esta nueva marca, con sede en Illinois, Peoria. Uno de los encargos que catapultarán esta marca es el encargo que en el año 1887 les realizará la empresa ferroviaria A.C. Smith’s Non Magnetic Watch Co. of America. La Peoria Watch Co a lo largo de su vida comercial produjo aproximadamente cincuenta mil relojes y cerró sus puertas en el año 1895. Su modelo más codiciado fue el «Superior Quality Anti-Magnetic 15J».

.

El relojero de origen alemán Kurt Dietzschold (1852-1922), dirigió la Escuela de Relojería austriaca de Karlstein, autor de numerosos tratados y libros relojeros, siendo sus obras maestras «Abriss dev Getribelehre» y «Die Hemmungen der Uhren».

.

El relojero Ferdinando Alfonso Lange (1845-1932) será el promotor pionero y fundador de la industria relojera de alta precisión de Glashütte.

.

La manufactura Certina es creada por el relojero Adolph Kurth en el año 1888, produciendo relojes de Dama y Caballero, de gran aceptación social por precio y diseño.

.

En la ciudad de París, Francia, en el año 1889 se aprueba, tras el congreso General de Piezas y Medidas, el metro como unidad de longitud, siendo base del sistema métrico de pesas y me­didas.

.

La compañía relojera Otay Watch Co. nació en los Estados Unidos en el año 1889 y se centró en la manufactura relojera, produjo un total de treinta y cinco mil piezas, aproximadamente, en el año 1894 es vendida a una manufactura japonesa muy interesada en introducirse en el mercado americano, desde ese momento aparecen en escena marcas relojeras como: Goleen Gate F.A. Kimball, Native Sun, Overland Mail, R.D. Perry y P.H. Wheeler, finalmente, toda su maquinaria se decidió vender a la Osaka de Japón, quien comercializó la misma línea de relojes que la Otay Watch Co. o el resto de marcas, pero la única diferencia fue la marca en la que se podía leer Otay Watches.

.

 

A finales de la década de 1890 y principios de 1900, los hermanos y empresarios relojeros suizos Brandt necesitan aunar esfuerzos para que se reconozca su buen trabajo, ya de reputada fama mundial por su calidad, de ahí que los primeros nombres que utilizan son: Patria – Gurzelen Helvetia, para a continuación, crear las marcas relojeras Labrador y Celtic, para posteriormente crear la que sería su marca relojera insignia: Omega, la última letra del alfabeto griego, nacida en 1894, tal fue su éxito que por relojeros coetáneos de la época rápidamente son registradas las marcas: Orega, Anega, Omage, Omegma y Lomeg, de lo que hoy en día ya no queda nada y se ha perpetuado en el tiempo Omega como marca sinónimo de calidad, diseño y precisión.

.

La manufactura relojera Le Phare estuvo especializada en la producción de relojes dotados de repetición. Su período más productivo fue de 1890 a 1940, su estrategia comercial se centró en producir relojes dotados de repetición, que en el caso de romperse una pieza fuera fácilmente sustituible por otra.
La empresa Dunand fue productora de relojes complicados tales como repetidores, cronógrafos y otros, la compañía se fundó en Suiza en el año 1890 y se clausuró en el año 1930, tras numerosos éxitos relojeros.

.

El maestro relojero Henry Robert Ekegren, de origen suizo, se dedicó a producir relojes de gran calidad, abriendo su negocio en el año 1870. Dado que su trabajo adquirió una buena fama gracias a sus relojes cronómetros y repetidores, hizo que se asociara con otro gran maestro relojero en el año 1891, F. Koehn. Lo cual potenció más la marca y, por tanto, los éxitos empresariales.

.

La compañía Knickerbocker Watch Co., con sede en la ciudad de Nueva York, en Estados Unidos, abrió sus puertas en el año 1890 y en el año 1930 decidió clausurar la compañía. Su negocio relojero se centró en la importación y comercialización de relojes de origen suizo de precios económicos y muy competitivos.

.

La compañía New York City Watch Co. se fundó en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, y se abrió en el año 1890 para clausurarse en el año 1897, su principal objetivo se centra en la producción de relojes de bajo coste, los denominados relojes de dólar, los relojes con el colgante denominado «Roto» se hicieron populares entre los ciudadanos, el modelo del que hablamos es el «Lever kindor», con su esfera en cartón encerado.

.

Abram Bitner, empresario  relojero con una gran visión, decidió adquirir la mayoría de las acciones de la compañía relojera Lancaster Watch Co. Durante el proceso de compra se produjeron cerca de nueve mil movimientos, pero que no llegan a comercializarse. Con posterioridad, este empresario decide cambiar el nombre de la compañía y ponerle el de Keystone Standard Watch Co. como marca, con posterioridad, incrementa el negocio y fue vendido en el año 1891 a la ya gran marca relojera Hamilton Watch Co.
El maestro relojero suizo Edward Koehn se centró en la producción y la investigación relojera, fue tal su buen hacer que incluso fue socio del reputado emprendedor y experto en relojes Patek Phillipe y de H.R. Ekegren, su etapa más productiva relojera fue del año 1891 al año 1930.

.

La compañía San José Watch Company se fundó en California el año 1891, manufacturó numerosos relojes y finalmente fue adquirida por la Otay Watch Co., quien deja de grabar en sus platinas «The San José Watch Company», y con posterioridad es vendida a otro colega japonés, llamado Osaka Watch Company, sus relojes, dada la es­casez de los mismos, son deseados por el coleccionismo.
El reputado ingeniero y relojero de origen suizo Alberto Favarger (1851-1932), fue director gerente en la ciudad de Neuchatel, Suiza, de la fábrica encargada de producir aparatos de telegrafía, así como de relojes eléctricos, siendo fundada dicha empresa por el emprendedor Hipp. Su obra maestra, y que más se utilizó en el sector de la relojería eléctrica, fue publicada en el año 1886 en Ginebra y lleva por título «L’Electricité et ses applications à la chronométrie».

.

De la unión de Keystone Watch y Aurora Watch nació la marca Hamilton en el año 1892, en Lancaster, Pennsylvania.

.

En el año 1892, Paul Ditisheim fundó su propia compañía suiza, que lleva su mismo nombre, que con el paso del tiempo sería rebautizada con la marca Vulcain, desarrolló relojes de una gran calidad y precisión, no sólo fue un gran maestro relojero sino que se dedicó a la investigación escribiendo numerosos artículos para la mejora de la marcha de los relojes, así como por sus aportes académico científicos en el volante del reloj, obtuvo numerosos galardones y premios, siendo el volante más galardonado el que se denominó «Affix»; con posterioridad, en el año 1920 creó dos nuevos volantes, el denominado Solvil y el Titus. Sus relojes más deseados en la actualidad son el cronómetro “Tourbillon” de bolsillo y el Art Decó, provisto en sus indicadores de diamantes.

.

En el año 1892, el investigador Guillaume decide utilizar el ferroníquel, que es una aleación de hierro y níquel, para sustituir al platino. Guillaume fue el pionero en el desarrollo e investigaciones, así como realización de los patrones de la longitud, estas investigaciones dieron como fruto a un ferroníquel que contenía cerca del 36 por ciento de níquel y al que con posterioridad el profesor Thury dio el conocido nombre de invar..

.

En el año 1892, el Sr. Ingersoll de Estados Unidos adquirió diez mil relojes a la Waterbury Clock Co. para vender por catálogo,  en los primeros mil, la marca elegida fue Universal Watch, en el resto fue R.H. Ingersoll. En el año 1893 vendieron la importante cifra de ochenta y cinco mil relojes coincidiendo con la Exposición de Columbia, el modelo fue bautizado con el nombre de «Yankee» y fueron vendidos a un dólar, en el año 1899, la cifra de relojes que llegaban a vender era ocho mil por día. En el año 1901 se podía leer en la prensa anuncios de la Ingersoll que decían que tenían diez mil vendedores en USA y Canadá comercializando sus relojes de dólar.

.

Con posterioridad, en el año 1908, Ingersoll  en Estados Unidos, absorbe la compañía relojera Trenton Watch Co. y en el año 1908, la New England Watch Co. En el año 1914 se podía leer en la prensa sobre los Ingersoll Co. «el reloj que ha hecho famoso al dólar». En el año 1922, la Waterbury Clock Co. adquirió el nombre de la Ingersoll, en el año 1944, la U.S. Time Corporation compró la Waterbury Co. y la Ingersoll. Desde el año 1892 al año 1944 produjeron casi cien millones de relojes.

.

Hamilton Watch Co. En el año 1893, esta compañía de EE. UU produjo sus primeros relojes, haciéndose muy populares y poniéndose de moda por su asociación con los ferrocarriles, fue una de las compañías relojeras más importantes, así como muy productiva en cuanto a modelos y diseños.

.

Se publica en España, en el año 1893, la revista relojera El Cronómetro, que duraría durante ocho años a pleno rendimiento y satisfacción de sus lectores, editándose en Badalona, Barcelona, dirigida por Don F. Clapés Gaspar, todo parece indicar que en noviembre de 1900 ya se habían publicado noventa y dos números, todo un record para una revista técnica relojera.

.

En el año 1892 aparecen en el mercado mundial, los primeros relojes cronógrafos con mecanismo de arrastre por fricción.
En España, Arte, J. escribe, en el año 1849, el libro «Manual para construir toda especie de relojes de sol», además dispone de un tratado de los relojes de sol horizontales, verti­cales y laterales. Editado en la ciudad de Barcelona, de 62 págs.

.

La firma londinense Dunhill fue creada por el relojero Alfred Dunhill en el año 1893, y a lo largo de su historia consigue numerosos premios, unido a la precisión de sus relojes.
En España, el relojero José Irache y Lostalé escribe y le publican, en el año 1895, el libro «Un rato de conversación sobre compostura de Relojes», en la ciudad de Madrid.

.

Tavannes es una empresa suiza dedicada a la comercialización de relojes con su marca,  se fundó en 1895, las marcas utilizadas y patentadas, entre otras, fueron: Dvina, La Tavannes, Obi, Azow and Kawa.
La compañía relojera Chicago Watch Co. fue fundada en Illinois, Chicago, en Estados Unidos en el año 1895, siempre se dedicó a publicitar, comercializar, pero nunca a producir, ya que encargaban el trabajo a oras compañías manufactureras relojeras, quienes hacían el trabajo por ellos, incluso el de grabado en cajas y esferas, así como platinas, cerró en el año 1903.

.

En España, el maestro relojero Arregui y Martínez escribe, en el año 1895, el «Catálogo de fornituras y herramientas de platería, relojería», en la ciudad de Madrid. La compañía relojera New England Watch Co. nació en el año 1898 en la ciudad de Waterbury, en Connecticut , EE.UU,  y clausuró su actividad empresarial en torno a los relojes en el año 1914. La New England Watch Co. también creó la marca Waterbury Watch Co. quienes se caracterizaron por la creación de relojes con escape duplex dotados de esqueleto visible por la parte anterior del reloj, siendo hoy en día muy deseados por el coleccionismo de relojes de bolsillo.

.

La compañía relojera Abrecht Charles, S.A. se fundó en el año 1898, siendo propietaria, a su vez, de las compañías y marcas relojeras, según el caso: Cesar Renfer-Abrecht; Cesar Renfer-Abrecht, Montres Simplon; Kart Abrecht; VVE. Charles Abrecth, S.A., Montres Simplon.

.

En el año 1911, el empresario relojero Kart Abrecht registró una marca que les daría excelentes resultados en cuanto prestigio, calidad y contenido, denominada Heligrapho.

.

La Columbia Watch Co. de Estados Unidos fue fundada en el año 1896 y cesó su actividad empresarial en el año 1899, en su día fue fundada por un exdirectivo general de la Waterbury Watch Co., llamado Edward A. Locke la compañía se inició en la relojería produciendo relojes con escape tipo duplex, estos modelos, que se popularizaron en el año 1897, fueron marcados bajo la denominación de Columbia Watch Co. and Waltham, Mass, también firmó sus piezas bajo las siguientes denominaciones: «Hollers Watch Co., Brooklyn, NY» y «Cambridge Watch Co., New York».

.

La manufactura relojera suiza Zenith, fundada en Le Locle por George Favre-Jacot, quienes consiguen registrar la marca en 1897, en los años 1920 ya habían producido más de dos millones de re­lojes.
En el año 1898, Edward A. Locke cedió el negocio a su yerno, Renton Whidden, que siguió con la compañía hasta el año 1901, la cual cambió su nombre.

.

El primer reloj que hizo la compañía Westclox fue en el año 1899, sin embargo, su marca no apareció en las esferas de los relojes hasta el año 1903, se tiene constancia  que en el año 1903, si bien no aparecía su marca, producían cien relojes por día, pasando a producir en los años 1920 quince mil por día. Su modelo más deseado fue el Explorer.

.

La compañía relojera de Estados Unidos Suffolk Watch Co. es la heredera de la compañía Columbia Watch Company e inicia sus producciones relojeras en el año 1899, por lo que se manufacturaron veinticinco mil relojes antes de iniciarse la Suffolk Watch Co., quien con la nueva marca triunfa con algunos modelos que captan la atención de otros inversores, cesando, pues, su actividad en el año 1901, pasando a ser propiedad de Keystone Watch Case Company, quienes abandonan la marca y trasladan toda la maquinaria tras la correspondiente negociación, a la United States Watch Company’s, clausurando su actividad en el año 1902.

.

German Grossmann (1863-1928) siguió el camino de su padre dedicándose al mundo académico y pedagógico, obteniendo por su buen hacer personal y profesional la dirección de la Escuela de Relojería de Neuchatel, fue coautor, junto a su padre de lo que hoy en día se considera un clásico de colección que lleva por título «Teoría relojera».

.

En el año 1896, la «Waterluxury Clock Company» de Estados Unidos alcanzó la cifra record en el mundo del reloj pues vende un millón de relojes de bolsillo, al precio de un dólar.

.

Al que fue director general de la Oficina Internacional de Pesas y Medidas, Carlos Eduardo Guillaume (1861-1938), se le otorgó por sus amplias y precisas investigaciones el Premio Nobel de física, ya que aportó al mundo profesional de la relojería eminentes trabajos de investigación sobre las aleaciones del níquel y el acero, a raíz de las mismas nació como resultante el péndulo con varilla de invar., fueron tales sus aportes a los volantes del reloj y a los compensadores, que incluso adoptaron su nombre. Guillaume escribió y le fueron publicados numerosos tratados, entre los que destacan: «Théorie pratique de thermométrie de précision» (París, 1889), «Les unités de l’horlogerie» (París, 1902), «Initiation à la mécanique» (París, 1909), «Progrès dans le système métrique» (París, 1907 y 1913), «Les hacines au nickel et leur application à la chromométrie» (París, 1904), «Etudes métrologiques sur les aciers du nickel» (París, 1926).

.

El relojero de origen danés y afincado en Inglaterra, considerado un genio en su época, Bahne Bonniksen (1859-1935), inventó el mecanismo “karrusel” sentando un antes y un después en la industria relojera mundial.

.

A principios del siglo xix, la «Ébauche» estaba compuesta técnicamente de dos platinas soportadas de pilares y puentes, asimismo del cubo, trinquete, raqueta del uso, de la rueda de trinquete y por último, de los tornillos de ensamblaje, toda esta maquinaria estaba trabajada rudimentariamente a base de la utilización de la fresa y la lima, las piezas que se trabajaban, tanto en latón como en acero, eran producidas y manufacturadas en talleres denominados especiales.

.

A principios del siglo xix nace en la relojería el sistema de remontuar con pulsador a presión para el cambio horario, pudiendo estar a la derecha o a la izquierda, indistintamente, del colgante e incorporado en la carrura.

.

Durante el siglo xix, desde principio a fin se denominará fábrica a aquellos establecimientos en los que se realizan, a través de diferentes sistemas mecánicos, todo tipo de piezas referentes a la relojería, cuando se utiliza el término «la fábrica» se refiere a todo cuanto afecta al sector de la relojería, joyería y orfebrería, formando parte de esta fábrica los pulsadores, montadores y otros expertos.
En el siglo xix, los relojeros y orfebres aplicaron sus fantasías y diseños representando instrumentos musicales, flores, insectos y frutos,  en las cajas de los relojes portátiles o de bolsillo, también destaca, a finales del siglo, xix los relojes bola que iban colgados del cuello en distintos colores de esmalte sobre grabados guilloché siendo muy populares.

.

El maestro Barbezat-Baillot, en Suiza, Le Locle, crea el regulador de fuerza centrífuga en el siglo xix con el objeto de detener el movimiento para que con la acción de los muelles retornen las masas.
Surge la aparición, a finales de este siglo xix,  de los relojes misteriosos de bolsillo en un intento de desafiar a la técnica y a la ciencia, así como a la mente de la opinión pública, siendo hoy por hoy muy codiciados y de los que hemos seleccionado uno en exclusiva para ustedes en este libro. Recomendamos la visita al Museo Cerralbo de Madrid, donde podrán ver la colección de relojes misteriosos del Marqués de Cerralbo, quien legó sus propiedades a la ciudad de Madrid.

.

Los maestros relojeros crean también, ante la gran demanda de la sociedad, una serie de autómatas de gran calidad y complicación en todo tipo de relojería, desde la de bolsillo, a la de pared, a la colgante, teniendo una gran aceptación por la opinión pública y sociedad en general, dando rienda suelta a su imaginación para los mismos.

.

Mientras, del año 1850 al 1900, en los EE.UU. las empresas americanas aumentan su calidad, ya que es el arma que unida a la publicidad y a la productividad, tras ver en los europeos que la calidad es sinónimo de clientes, para captar a esos clientes que aún se les resisten y que no sólo buscan conocer la hora en un reloj, sino disfrutar de una obra de arte, técnica y precisión.

.

También se caracterizaron los americanos por ser los primeros en producir, en el año 1914, relojes de pulsera y comercializarlos a pleno rendimiento y satisfacción de sus clientes, a pesar de tener fama de ser utilizados sólo por las mujeres, consiguen poner a miles de hombres americanos y de todo el mundo, un reloj en su muñeca, pasando de ser símbolo femenino a masculino gracias a la ciencia de las relaciones públicas, con una estrategia sin precedentes a través del Dr. Edward L. Bernays para la casa de relojes de bolsillo y pulsera Ingersoll. Bernays destacaría por ser el pionero mundial de las relaciones públicas y asesor de clientes tan importantes para los Estados Unidos como H. Ford, T. Edison y cinco presidentes de Estados Unidos, así como la propia Casa Blanca, entre otros; siendo denominado con el apodo del «rey de la persuasión» y para el que nosotros trabajamos en los Estados Unidos.

.

Tal es la importancia de Suiza en la producción relojera mundial, que son comercializados hacia otros países, en el año 1885, nada menos que tres millones de relojes, para pasar, en el año 1890, a casi cinco millones y a principios de siglo, en el año 1900, casi ocho millones de piezas, a finales del siglo xix, todos los miembros de las familias de clase media alta poseían un reloj de bolsillo y tenían un reloj en diferentes estancias de la casa.

.

Mientras, y retornando a la historia relojera de la Villa de Moià, en Cataluña (España), durante el siglo xVIII en el que cohabitan dos numeraciones paralelas en estos relojes de pared de Moià. Se debe a que Crusat es discípulo y aprendiz de Josep Senesteva y se dedica a trabajar a las órdenes de este, ocurre que cuando ya adquiere maestría, Senesteva le permite crear sus propias piezas y empieza pues a elaborar sus propios relojes con numeraciones más bajas, ya que esta parte de cero.
En los modelos que se fabricaron en Moià, siempre, salvo alguna excepción, figuraba el nombre de la villa con orgullo de sinónimo de calidad, pero pocos están firmados, ya que ¿para qué, si todos los conocían en aquella época? Y en alguna ocasión, si aparece la firma, pone sólo el nombre, no el apellido, por el mismo motivo.

.

Los relojes de Moià fueron sin caja mueble y todos dotados de pesos con una sola aguja con campana de alarma, o bien, de sonería con fuerza para un día de marcha, su esfera es en latón dorado o esmalte sobre cobre convexo con los indicadores de numeración, por lo general, la horaria, romana y los minutos arábigos, las esferas se acompañaban de diferentes filigranas en relieve o grabados que ensalzaban la belleza del reloj, la verdad es que nunca pensaron sus constructores que perdurarían hasta nuestros días y mucho menos, que se pagarían fortunas por estos relojes de Moià. Recientemente, año 2008, el ilustre Alcalde de Moià, Don Josep Montràs, adquirió uno para el museo.

.

Los relojes de Moià estaban dotados algunos para un día de cuerda y otros para ocho días cuerda y disponían algunos de copete, dos agujas, dos campanas de sonería de cuatro cuartos y dotados de la decoración de una figurita, por lo general, un angelito en el pendolín, la industria, pues, permaneció en activo en Moià durante medio siglo, desde el año 1780 al 1839, la industria catalana relojera fue importante, de hecho, coetáneos de Moià en este siglo están los relojes de las poblaciones de Arenys, Gironella, Mataró, Manresa, Igualada, Centellas, Olot, Sant Joan de les Abadesas, Barcelona y otras.
Lo que menos pensaron Crusat y Senesteva, y que no dejamos de preguntarnos, es que hoy sus piezas, en el año 2008, no se encontrarían por menos de 9.015 euros (un millón quinientas mil pesetas) y que incluso se falsificarían sus piezas, paradojas de la vida, si levantaran la cabeza…

.

 

La masonería desde el Siglo XIX hasta el Siglo XX también tendría su edad de oro en la relojería las diferencias entre un reloj masónico y un reloj normal se centran en  que en un reloj francmasónico existe algo que lo identifica con la masonería y este algo es visual, puede ser visualmente oculto o bien estar a simple vista, en base a los intereses de su propietario, no obstante en cuanto a lo demás es igual que cualquier otro reloj nos da la hora con más o menos complicaciones.

.

 

 Existen cuatro tipos o categorías de relojes masónicos:
1.     Los que tienen esfera personalizada con caracteres y simbología masónica en vez de indicadores horarios normales, siendo estos los más comunes y también los mas fáciles de falsificar si uno no es experto, pues algunos comerciantes de relojes compran relojes económicos y se dedican a cambiar esferas una a una.
2.     Los que tienen maquinaria personalizada con caracteres masónicos en sus puentes pero sin embargo la esfera no es masónica y pertenece oculta la información dentro de la maquinaria del reloj, éstos y en base al modelo son codiciados por el coleccionismo siendo ya muy difícil la falsificación.
3.     Los que tienen esfera normal y caja personalizada (no maquinaria), que puede ser redonda o triangular, con caracteres y símbolos masónicos.
4.     Pueden existir otros que marcan todos con simbología masónica y que serían denominados fuera de lo común, en esfera, caja y maquinaría, ya que de entrada no ofrecen ningún tipo de duda pues es más difícil la falsificación.

.

 Por ejemplo, la manufactura de los relojes de bolsillo Dudley que produjeron tres series de relojes de bolsillo masónicos ninguno de dos de las tres series se diferenciaban de los demás relojes normales del mercado excepto cuando se producía su apertura tras levantar  la tapa de características o guardapolvo para revisar su maquinaria en la que se apreciaba que había sido trabajada y cincelada expresamente y  escrupulosamente en base a la serie del reloj convirtiendo sus puentes que sustentan la maquinaria en auténticas herramientas de albañilería, que son los símbolos tomados como oficiales por esta asociación secreta que declara aspirar a la fraternidad universal y que se basa en la tolerancia religiosa y en los principios del humanitarismo, hoy en día ampliamente extendidos en todo el mundo.

.

 

La popularidad masiva de los relojes masónicos alcanza su principal exponente entre 1900 y 1920, que es la época en la que tal vez, podemos decir que la masonería también tiene mayor expansión, si bien existen precedentes de relojes masónicos del año 1780. La particularidad no es otra que a su poseedor le hace sentir más orgullo de ser masón y no sólo eso, sino que demuestra indirectamente que lo es entre amigos de la misma orden pues nunca un masón reconoce en público ser masón.

.

En cuanto al coleccionista, al tampoco realizarse masivamente estos relojes masónicos y ser escasos o inusuales, se buscan como variante curiosa o inusual en su propia colección.
Ahora bien, ¿qué se graba normalmente en los relojes masónicos? ¿Hay una palabra específica para cada grado? Por ejemplo, ¿los aprendices tenían grabada alguna palabra especial en sus relojes? Depende del reloj por ejemplo en los relojes triangulares para simbolizar así el triángulo místico de la Logia: Maestro, primer ayudante y segundo. En la tapa, el ojo de Dios en un triángulo, las iniciales G (Geometría), J (Jakin), y B (Boaz), el templo de Salomón, la Biblia abierta, espadas cruzadas, etc.

.

Los caracteres numéricos de indicación horaria han sido sustituidos por otros símbolos, no siempre en el mismo orden, ya que esto es puramente ornamental y bajo el gusto del que lo diseña o del que lo personaliza, por ejemplo: en los triangulares sigue este orden en base a la indicación horaria:

.

A la 1 Martillo de Maestro.
A las 2 Plomada
A las 3 Piedra cúbica (compañeros)
A las 4 Columna Boaz.
A las 5 Luna menguante
A las 6 Ojo de Dios en el triángulo
A las 7 Sol naciente
A las 8 Columna Jakin
A las 9 Piedra en bruto (aprendices)
A las 10 Compás
A las 11 Paleta de albañil
A las 12 Calavera con tibias cruzadas.

 

 

 

 Pero también existen relojes masónicos redondos con esferas personalizadas o bien relojes redondos que no tienen  la esfera personalizada, pero sí la maquinaria, ya que aparecen los puentes grabados con la simbología comentada anteriormente, tantos como se nos pueden ocurrir y la masonería demande.
Hoy por hoy en relojes masónicos, destacan los relojes de la manufactura  Dudley que son los más cotizados, o bien los auténticos inusuales.

 

 

 

Podríamos definir tres categorías de reloj Dudley:

    1. Los más grandes  de tamaño que fueron los primeros de la serie con maquinaría masónica, no en cuanto a su esfera, el segundo reloj masónico de la serie y el tercero que produjeron, unido  además a su material que es de oro o chapados en oro, cuestan aproximadamente año 2008, 6000 euros (1 millón de pesetas), en buen estado.

    2. Los más usuales  que disponían de maquinaría masónica.

    3. Y por último los no menos codiciados  los que además de tener los símbolos  en la esfera los tiene  en la maquinaria.

 

 Otra característica en la masonería es el librito abierto que utilizan y que representa a la Biblia que es lo que los diferencia en las tres series de los relojes Dudley pues son distintos, estos relojes se pueden adquirir en anticuarios, brocanters, casas de subastas como Antiquorum, una de las más reputadas, que en su última subasta de Hong Kong un reloj de bolsillo masónico inusual alcanzó casi 6000 euros, o, en subastas de relojes como la Inechen que también uno de sus últimos relojes masónicos alcanzó 4.800 euros.

 

 

 

Hoy en día, se siguen construyendo relojes masónicos por encargo nos consta que algunas logias o  algunos Venerables  Maestros  han encargado un número reducido de estos relojes de pulsera a manufacturas que les personalizan las esferas y graban conmemorativamente algo de recuerdo en la placa de características que protege la maquinaria o bien en el esmalte en la esfera.

.

Sin embargo  algunos expertos niegan que  existan relojes antiguos masónicos de señora,  si bien se han detectado algunos datados en 1880, triangulares y de bolsillo, por lo que nos permitimos contradecirles. Las diferencias entre un reloj masónico verdadero y uno falso se centran en que  el falsificador utiliza un reloj antiguo, pero pone símbolos modernos o bien son personalizaciones posteriores en las que no encaja del todo bien la esfera, o bien las esferas están mal esmaltadas y otros aspectos que el experto conoce.