RESEÑA BIOGRAFICA DE BAHNE BONNIKSEN

Home »  RESEÑA BIOGRAFICA DE BAHNE BONNIKSEN

 

 RESEÑA BIOGRAFICA DE BAHNE BONNIKSEN.

 

Bahne Bonniksen nació en Dinamarca, por lo que era de origen danés, donde empezó muy jóven como aprendiz del maestro relojero N. P. Thorsmark, uno de los de más fama por sus conocimientos relojeros de la población de Apenrade, situada en el Ducado de Schleswig en Dinamarca.

 

Tras lo aprendido, Bahne Bonniksen con el maestro N.P. Thorsmark, en cuanto a teoría y práctica relojera, son tales los conocimientos transmitidos, que Bahne Bonniksen decide, ávido de más conocimientos, marchar a Copenague, la capital de Dinamarca, donde consigue ampliar sus estudios relojeros y decide tomar la decisión de trabajar toda su vida en la alta relojería.

 

Distintas ciudades dónde residió Bahne Bonniksen


 

mpa

 

Sus ganas de perfeccionarse en esta ciencia relojera le hicieron que tomase la decisión de desplazarse a vivir a una de las cunas de la relojería mundial, el Reino Unido, y en concreto elige la ciudad de Londres, en donde consolida sus conocimientos en micro-mecánica, cálculos matemáticos, gemología, orfebrería, joyería aplicado todo a la relojería y a tal efecto se matricula en el reputado Instituto Británico Relojero: “British Horological Institute en Clerkenwell”, de fama internacional donde sus conocimientos fueron ampliados y en donde también se convertiría en profesor. Es ahí donde conocerá a importantes expertos que le enseñarán y recomendarán, como fue el caso de T. D. Wright, quienes ven en él ya a un genio en potencia pues no tarda en compartir con estos sus experimentos y descubrimientos relojeros.

 

El espíritu de superación de Bonniksen y recomendaciones de profesores y amigos, hacen que se matricule en Ciencias Mecánicas en la Escuela Superior de Ciencias Mecánicas aplicadas a la Relojería de la ciudad de Londres: “Mechanical Science Classes of the City of London College”. Tras cuatro años dedicados al profundo estudio de la relojería se gradúa obteniendo el título con el máximo grado que se puede obtener en relojería en esa época, el de Graduado con Honores.

 

Su entrega y dedicación personal y profesional durante esos años hace que además obtenga simultáneamente las titulaciones de alta especialización en relojería del “South Kensington and Art Departments in Applied Mechanics and in Theoretical Mechanics” en los máximos grados avanzados relojeros que uno en esa época puede graduarse.

 

Durante sus estudios superiores de relojería obtuvo también dos importantes medallas por sus contribuciones a la relojería y la calidad de sus trabajos: la de bronce otorgada por “City and Guilds” y la del Instituto Relojero “Watchmaker Institute”, ambas del Reino Unido.

 

Una vez él considera que ya está preparado para emprender su carrera profesional, toma la decisión de desplazarse a la ciudad de Coventry, en la que se dan cita las más representativas manufacturas, comercios, empresarios y maestros relojeros del momento.

 

Con su buen hacer y profundo conocimiento Bonniksen revolucionará aún más si cabe dicha población, y su industria relojera, ya que, dados sus grandes dotes: matemáticos de cálculo de micromecánica relojera y de diseño, es nombrado uno de los máximos responsables e instructores así como maestro relojero en la Escuela Superior de Técnica Relojera de Coventry, lo que hizo que incluso publicara numerosos artículos y libros con sus inventos, convirtiéndose en un reputado profesor y científico relojero pero a la vez empresario pues comercializa sus propios relojes y patentes desde su taller y tienda, visitada por exigentes clientes que disfrutan de la calidad y la precisión. 

 

Su fama como maestro relojero le precedió en el tiempo por compartir con sus alumnos lo que se denominan secretos profesionales, eso hizo que su prestigio profesional aumentara considerablemente, al ser admirado por los que le rodeaban.

 

Pronto, sus ansias empresariales en la actividad que trabaja, unido a la ilusión que le hace diseñar sus propios relojes, hace que amplie su propio taller y manufactura relojera en Norfolk Street numero dieciseis en Coventry, Reino Unido; tal es el éxito y demanda de sus relojes que incluso tiene en nómina a veinticinco relojeros en donde producía para sus selectos y reputados clientes auténticas joyas relojeras de exquisito diseño dotándolos de materiales nobles y extrema precisión, únicas en su género, siendo estos de una gran calidad y contenido así como perfección horaria sin precedentes, convirtiendose por tanto, no solo en un brillante relojero, si no, también en una pequeña indústria en la que lo convertiría en un importante y acaudalado empresario.

 

Denominó a su gran invento que revolucionó la relojería “Karrusel ya que el escape revolucionaba como lo hacía un “Tourbillon” de Breguet pero siendo mucho más robusto que éste y su rotación ocurría cada 52 ½ minutos en lugar de uno por minuto como ocurría en los relojes de Breguet.